Vacuna para el coronavirus desarrollada por Pfizer Biontech

Autoridades españolas avisan de un nuevo efecto secundario de la vacuna Pfizer

Se han detectado varios casos entre algunos de los vacunados

El proceso de vacunación en nuestro país sigue avanzando viento en popa, con 27.277.127 españoles que ya han recibido al menos 1 dosis. La mayoría han sido vacunados teniendo solo los efectos secundarios más comunes como fiebre, dolor en el brazo o malestar general. Pero hay quien ha sufrido otros que quizá no son tan conocidos, pero que pueden aparecer. 

Es por eso que los profesionales médicos tratan de dar a conocer todas las posibles consecuencias que tiene ser inmunizado contra la COVID-19. Y en las últimas horas ha sido la Junta de Andalucía la que ha querido avisar sobre otro síntoma poco común tras recibir la vacuna. Este se trataría de la inflamación de los ganglios en algunas partes de nuestro cuerpo. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Concretamente, las personas que se pueden ver afectadas son aquellas que han recibido alguna dosis de la vacuna de Pfizer. Estos pueden sufrir adenopatías en axila, región supraclavicular y cuello. Se han detectado algunos casos de este tipo de inflamación de los ganglios linfáticos que pueden causar o no fiebre. 

Este tipo de efecto adverso de la vacuna supondría el 7-8% de todos lo que se reportan en España. Como decíamos, no es uno de los más comunes que se detectan entre los inmunizados en nuestro país. Este también se recoge en el 6º Informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas COVID-19 publicado por el Ministerio de Sanidad. 

Pese a ello, las autoridades sanitarias andaluzas han querido hacer un llamamiento a la calma. Y es que según recoge su Plan Estratégico de Vacunación (Andavac), este es "un efecto adverso de carácter leve y transitorio". 

Confirman que la aparición de estos ganglios no necesita ninguna consulta médica ni ninguna prueba específica. Normalmente acaba remitiendo con el paso de los días de manera natural.  Solo precisan que es necesario acudir a un médico si estos no acaban desapareciendo al cabo de 6 semanas. 

Otros de los efectos secundarios menos comunes detectados en las últimas semanas

La realidad es que es uno de los principales prejuicios de mucha gente que no se quiere vacuna son precisamente estos efectos adversos. Muchos denuncian que estos pueden llegar a ser incluso más peligrosos que el propio coronavirus. Si no solo hace falta recordar el gran temor que surgió a la vacuna de AstraZeneca cuando aparecieron los primeros casos de muerte por trombos. 

Pero, en este sentido, la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) sigue defendiendo que todas las vacunas aprobadas son seguras. Y se reafirma en la idea de que hay un mayor peligro de muerte con el propio coronavirus que con la vacuna. 

Pese a ello, nunca va mal saber que puede provocarnos una vacuna para saber cuando tenemos que acudir al médico. En las últimas semanas, se han ido actualizando las listas de los efectos secundarios provocados por vacunas como las de Pfizer. 

La propia EMA es quien acostumbra a hacer públicos los nuevos efectos secundarios. Uno de los últimos detectados por esta ha sido la hinchazón facial. Esta se detecta sobre todo cuando se recibe la segunda dosis, cómo muchos otros de estos síntomas. 

Esto se habría detectado en algunas personas concretas que han recibido esta vacuna. Hablamos de algunas que tienen antecedentes de inyecciones con rellenos dérmicos, unas sustancias blancas que se inyectan debajo de la piel. 

También en las últimas semanas se ha detectado otro efecto que afecta especialmente a los jóvenes. Se han producido algunos pocos casos de miocarditis y pericarditis días después de ser vacunados. Estos también se han detectado en nuestro país y aparecen, como decíamos, normalmente tras la segunda dosis.