Un hombre sujeta un maletín y una mascarilla

Las autoridades confirman que han encontrado la nueva cepa del covid en la península

Existe el temor que está pueda disparar todavía más los casos

Hace unos días que el Reino Unido viene alertando sobre la aparición de una nueva mutación del coronavirus que ha producido una cepa que se considera mucho más contagiosa y que estaría detrás del gran incremento de casos en  las islas. El temor a que se extienda ha llevado a una gran parte de países europeos a cerrar su tráfico aéreo o sus conexiones con el país británico. 

Pese a ello, el gran movimiento de viajeros que sigue habiendo, pese a las limitaciones actuales en el turismo internacional, ya habría producido los primeros casos fuera de las zonas más afectadas, llegando muy cerca de España. En este sentido, un portavoz del primer ministro británico, Boris Johnson, ha explicado que ya se ha detectado esta nueva cepa del Covid en Gibraltar. Habría al menos un caso confirmado en la ciudad del Peñón, con que esta nueva mutación estaría ya a las puertas de nuestras fronteras. No se ha confirmado cuando habría llegado este contagiado y si ha necesitado ser hospitalizado

Este mismo portavoz habría anunciado que se han detectado casos de esta mutación del coronavirus en otros países como Dinamarca o Australia. De momento en España, la última información sobre su posible presencia es la que ha dado directamente el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que insiste que «no hay constancia» de su presencia en nuestro país. Aunque es cierto que hay expertos que dan por hecho que esta nueva cepa ya ha entrado en nuestro país y exigen medidas

Vuelos continuos entre Reino Unido y Gibraltar

Mientras se producía esta noticia, hay que recordar que en ningún momento las conexiones entre los aeropuertos británicos y los del peñón han estado parados. No era difícil de encontrar multitud de vuelos que llegaban desde las principales ciudades de Inglaterra y Escocia que aterrizaban en el aeropuerto gibraltareño. 

Contrastaba esta imagen con lo que se ha venido produciendo en las últimas horas en los diferentes países europeos. En un goteo constante, los países del continente han ido cerrando sus aeropuertos y sus puertos a los aviones y barcos venidos desde las islas. También las conexiones ferroviarias del Eurostat que hay con el norte de Francia y Bélgica. 

Como decíamos Bélgica, Italia, Portugal, Alemania, Austria, Polonia o Países Bajos ya habían optado por tomar esta decisión de manera unilateral sin esperar a lo que decidiera de manera conjunta los miembros de la Unión Europea. 

España se suma pese a las reticencias iniciales

Pese a ser un destino habitual para muchos británicos, que tienen una segunda residencia o deciden hacer turismo en nuestro país durante las fiestas navideñas, el gobierno de España ha sido de los últimos en sumarse al cierre de las conexiones aéreas con el Reino Unido

Y es que aunque varias comunidades como Madrid, Cataluña o País Vasco ya pedían esta medida urgente, el ejecutivo central no estaba por la labor. La propia vicepresidenta primera, Carmen Calvo, hacía hoy un llamamiento a la tranquilidad, ya que España «lleva protegida mucho tiempo» ante posibles contagios importados, ya que exige una PCR negativa a quién llega al país aunque no sea desde una zona de riesgo. 

Calvo comentaba que el nuestro es «el segundo país que hace más análisis de las cepas posibles de este virus». Además insistía que también es el que «con más rigor pide PCR para entrar por frontera». Hay que recordar que el ministerio actualiza de manera quincenal los países que considera de riesgo y desde los que no se puede volar a España. Pese a la evolución de esta cepa, en ellos no está incluido el Reino Unido.