Cartel invitando a los clientes de un mercado a ponerse gel hidroalcohólico

Una región española vuelve a las franjas horarias para salir a pasear

Además, han pedido a la población que no salga de sus casas salvo por necesidad

El gobierno del Principado de Asturias publicará el próximo jueves, 5 de noviembre, un documento que pretende devolver a la comunidad a una especie de 'Fase 0' de la desescalada, como en el pasado mes de mayo, aunque sería más suave. 

Según ha anunciado el consejero de Salud del Principado, Pablo Fernández Muñiz, el nuevo texto pedirá expresamente a la población un «autoconfinamiento domiciliario», pidiéndole a la ciudadanía que se quede en casa y no salga salvo para actividades fundamentales y esenciales, ya que el actual Estado de Alarma no permite que esta medida se imponga de manera obligatoria. 

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Además, el documento establecerá, como en la Fase 0, una serie de franjas horarias para que las personas más vulnerables, como las personas mayores o con patologías previas, especialmente respiratorias, puedan salir a la calle con mayor seguridad. 

Cabe recordar que Asturias ha sido una de las comunidades que ha hecho una petición formal al Gobierno español para que adapte el texto del actual estado de alarma, y de esta manera incluir la posibilidad de confinar a la población en sus casas. El texto aprobado por el Ejecutivo no incluye este concepto, por lo que las mayores restricciones a la movilidad que pueden implementarse son los perimetrales y el confinamiento nocturno. 

En la comparecencia de este miércoles, Salvador Illa, ministro de Sanidad, ha vuelto a recalcar la necesidad de esperar «dos o tres semanas» antes de tomar una medida tan drástica como la del confinamiento domiciliario, de manera que se pueda analizar si las medidas que se han ido tomando hasta ahora son suficientes. En Asturias, esas medidas pasan por el cierre de toda la actividad económica «no esencial» desde el próximo viernes. 

Ante esa decisión, el Principado ha decidido avanzar con su propia estrategia, y como no puede confinar a la población en sus casas por obligación, pedirá a los ciudadanos que lo hagan ellos mismos por voluntad propia, y así reducir al máximo posible los contagios de coronavirus.

Respecto a las franjas horarias, el consejero no ha aclarado cuáles serán o a qué personas afectarán, pero sí ha aclarado que están destinadas a que las personas «más vulnerables» puedan pasear o hacer ejercicio con mayor seguridad, y así proteger también su salud de los «efectos secundarios del confinamiento domiciliario».

Asturias cierra su actividad económica «no esencial»

El presidente de Asturias, Adrián Barbón, anunció el pasado lunes, 2 de noviembre, que el Principado cierra toda la actividad económica «no esencial» para reducir la movilidad de la población y, con ella, los contagios de coronavirus, después de que los hospitales asturianos hayan visto crecer rápidamente el número de ingresos, tanto en camas de planta como en las UCI. 

Además, el llamado 'toque de queda' o confinamiento nocturno también se amplía y se aplicará a partir de las 22.00 horas de la noche, cuando en un primer momento se aplicó a partir de las 00.00 horas. Estas nuevas medidas se suman también al cierre perimetral de toda la comunidad, y a su vez, al cierre de las ciudades de Oviedo, Gijón y Avilés.

Las medidas responden al crecimiento exponencial de la segunda ola en la región, que hasta el mes de octubre había conseguido mantener el coronavirus a raya y se había erigido como una de las zonas de España con menor incidencia. 

Aun así, este miércoles supera ya los 430 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, acercándose cada vez más a la media española, que está alrededor de los 528 casos. Además, es la cuarta comunidad con los hospitales más saturados, con más de un 23% de camas ocupadas por pacientes con Covid.