El presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón

Asturias eleva el nivel de alerta por Covid y ya se plantea medidas más restrictivas

El presidente, Adrián Barbón, ha dado a entender que incluso se plantean un confinamiento domiciliario

El aumento de la presión asistencial y del número de contagios por coronavirus ha elevado de tres a cuatro el nivel de alerta en Asturias, lo que ha llevado al Gobierno regional a anunciar que va a adoptar de manera inmediata nuevas medidas para restringir la movilidad y las interacciones sociales. 

Está establecido en Asturias un cierre perimetral de toda la comunidad autónoma y de sus tres principales municipios: Oviedo, Gijón y Avilés, y además hay toque de queda entre las doce de la noche y las seis de la mañana, hay prohibición de mantener reuniones con más de seis personas y está decretado el cierre de la hostelería a las 23:00 horas.

El anuncio de nuevas restricciones se ha hecho en una jornada en la que se han sumado diez nuevos fallecimientos —cuatro más que el viernes—, 73 hospitalizaciones, trece de ellas en unidades de cuidados intensivos y 282 nuevos contagios. 

Con este incremento de ingresos, hay hospitalizados en planta 534 pacientes positivos en coronavirus o sospechosos de tenerlo, y 92 más en camas de UCI. Estos datos indican que en sólo 24 horas se han incrementado en diez los pacientes que hay en UCI y en 25 los hospitalizados en planta después de haberse dado, a lo largo del sábado, 26 altas hospitalarias.

Entre los fallecidos de ayer hay cinco mujeres de entre 87 y 92 años y otros tantos varones con edades comprendidas entre los 84 y 92 años. Tras ocho días en los que se han detectado más de 3.000 contagios y en los que se han elevado los fallecidos, hospitalizados en planta y en UCI, el gobierno asturiano ha asegurado hoy que la situación en la región «es crítica». 

La presión asistencial en algunos hospitales plantea la «necesidad de poner en marcha nuevas medidas de contención y por eso las autoridades sanitarias están trabajando en la definición de nuevas medidas que serán consensuadas con el Ministerio de Sanidad y el comité de crisis de Asturias». 

Estas medidas estarán orientadas a «intensificar la disminución de la movilidad y de la interacción personal para evitar el aumento de casos que conlleven una repercusión en el sistema sanitario», ha anunciado el Principado, que ha precisado que estas medidas se pondrán en marcha con la mayor brevedad posible.

Barbón sobre nuevas medidas restrictivas: «Se están analizando todas las posibilidades y opciones»

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, se ha referido este domingo en su cuenta de Twitter a la necesidad de adoptar nuevas medidas para frenar la pandemia en Asturias ante la situación «crítica» que atraviesa la región. «Se están analizando todas las posibilidades y opciones, si bien es cierto que algunas medidas no las puede adoptar directamente el Gobierno de Asturias por carecer de capacidad legal para ello», asegura Barbón.

Con sus palabras, muchos han entendido que el Principado ya se está planteando escenarios de posible confinamiento domiciliario, porque es el único tipo de confinamiento que el actual estado de alarma no ampara.

El presidente asturiano explica que la Consejería de Salud sigue analizando la evolución del coronavirus en Asturias y la situación hospitalaria, para adoptar nuevas medidas. «Es importante que cada uno de nosotros se cuide: usa mascarilla siempre, evita aglomeraciones, evita espacios cerrados mal ventilados», insiste Barbón.

Recuerda el Jefe del Ejecutivo que hay que «reducir las relaciones sociales al mínimo imprescindible, reducir los contactos estrechos, mantener la distancia de seguridad respecto a otras personas, mantener bien ventilados los espacios y viviendas».

«Tenemos que ser conscientes que la situación es crítica», asegura Barbón, que una vez más pide que «todos cuidemos de todos».