Dosis de la vacuna en la Comunidad de Madrid el 27 de diciembre de 2020

Se suman nuevos fallecidos tras ponerse una de las vacunas

La vacuna AstraZeneca sigue en el punto de mira por sus polémicos incidentes

Una de las informaciones que alzó las alarmas conforme a la eficacia de las vacunas señalaba directamente a la de AstraZeneca, la noticia estaría relacionada con la actuación en la inoculación de este medicamento contra el coronavirus. Las primeras consecuencias se han mostrado en algunos países miembros de la Unión Europea, como Austria que ha detenido la administración de uno de los lotes, mientras que algunos pacientes ya se han negado a la inyección hasta que no se avale su seguridad. 

Desde que fuera anunciada como una de las alternativas ha estado sujeta a la polémica, primero por el sopesar de varios países a aplicarla a mayores de 55 años, y más tarde por los efectos secundarios que ocasionaba su administración. A estas informaciones se añade ahora diferentes casos de personas que han muerto tras la vacunación, aunque en ninguno de los pacientes se ha llegado a probar una relación entre el medicamento y fallecimiento. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La vacuna fue aprobada en un primer momento por la Unión Europea, Estados Unidos y demás países. A pesar de contar con esta verificación de calidad, y que la gran mayoría de personas no han tenido ninguna dificultad, algunos expertos han certificado ya su escasa efectividad con algunas variables de Covid, o simplemente con determinados pacientes.

Muertos tras la inyección de la vacuna

El primero de los casos que llegó a los noticieros fue el que ocurrió en Brasil, cuando un voluntario que participaba en los primeros ensayos de la inyección murió en Sao Paulo. Lo curioso es que el fallecimiento de esta víctima ocurrió con un placebo, y no con la vacuna en sí misma. AstraZeneca continuó con el muestreo planificado, y finalmente se aprobó su distribución a nivel global.

En Italia hubo otro caso polémico, protagonizado por una mujer de 62 años que murió a los cuatro días de recibir la primera dosis. En su historial médico se habían detallado problemas de colesterol previos, y a las dos horas de recibir la inyección, comenzó a sentirse indispuesta, con mareos y vómitos.

Su sintomatología continuó agravándose hasta que fue ingresada en un centro hospitalario. Tras cuatro días sometida a un episodio de gravedad, la mujer que era profesora en la ciudad de Nápoles, falleció. Este caso dio pie a que sus familiares presentaran una denuncia, que ha abierto una investigación sobre el suceso. 

Corea del Sur también ha presentado informaciones, aunque no cuentan con la transparencia del resto de casos. Hasta el momento, las autoridades han investigado la muerte del al menos ocho personas que murieron a las horas siguientes de recibir el fármaco de la multinacional sanitaria. 

«Hemos concluido que en principio es difícil establecer cualquier relación entre las reacciones adversas de las víctimas tras ser vacunadas y sus muertes», señaló el director de la Agencia Coreana de Control y Prevención de Enfermedades, Jeong Eun-kyeong.

El caso austríaco y su incidencia en España

En Austria las autoridades han suspendido la aplicación de un lote completo de la inyección, después de que los medios publicaran el deceso de una mujer de 49 años, que falleció horas después de recibir la dosis. También se está investigando otra mujer que ha desarrollado una embolia pulmonar, y habría sido vacunada por el mismo fármaco. 

En España no se ha registrado ninguna muerte por la vacunación de AstraZeneca, a pesar de su aplicación a colectivos de riesgo como el personal sanitario, militares o policías. De lo que sí no han escapado algunos pacientes es de las fuertes reacciones sintomatológicas desarrolladas tras su inyección. Algunos de los comentarios han advertido que sufrieron la «peor resaca de mi vida» y desde el equipo de gobierno se recomienda que quienes vayan a vacunarse tomen un gramo de paracetamol para amortiguar ciertos efectos.