Un camarero sirviendo mesas con la mascarilla

Una comunidad española retrocede: confinamiento autonómico y entre provincias

Los datos de Covid no hacen posible levantar la restricción este lunes como estaba previsto

Las intervenciones públicas de las autoridades sanitarias del país o de los presidentes de cada comunidad están siendo durante esta pandemia lo más esperado para todos: es con tales ruedas de prensa y comunicados con los que los ciudadanos españoles conocen, además de cómo avanzan los datos de coronavirus en cada zona concreta, las nuevas decisiones, medidas y restricciones que se van tomando en función del avance de los datos de Covid.

El empeoramiento en los datos que vivimos nos ha demostrado ahora más que nunca que las restricciones son y serán cambiantes, sin importar que coincidan, por ejemplo en este caso, con las tan deseadas y esperadas fiestas de Navidad. Algunos expertos ya anunciaban que, antes que las celebraciones, cabía pensar en la salud de todos y tomar las medidas que fueran necesarias.

Este sábado se anunciaba en Baleares que se endurecerán medidas, concretamente en Mallorca, que está en máximo riesgo des de hace diez días, y en Formentera, isla que ha decidido pedir este mismo lunes pasar a nivel. Pero no es la única comunidad con cambios. Este sábado el Gobierno de Aragón ha anunciado un retroceso en los planes que tenía precisamente para este lunes que viene.
 

Aragón anuncia cambios en el plan previsto para la Navidad

Javier Lambán, presidente de Aragón, ha comparecido este sábado, 19 de diciembre, para anunciar cambios en el nuevo plan de restricciones de movilidad que tenía previsto a partir del lunes que viene, 21 de diciembre.

El Gobierno de Aragón ha decidido mantener el confinamiento autonómico y el de las tres provincias. En un principio se había decidido abrir la movilidad dentro de la comunidad este próximo lunes, pero ahora las normas cambian ante unos datos de Covid que están empeorando en muchas comunidades.

Así pues, solo se permitirán excepciones a tal confinamiento entre el día 23 y el 26 de diciembre, y entre el 30 y el 2 de enero, para visitar a familiares, coincidiendo con fechas muy señaladas en las que los ciudadanos podrán verse con los suyos, aunque nos esperen unas fiestas de Navidad de lo más anormales.

Durante la rueda de prensa de este mismo sábado, Lambán ha querido también pedir «disculpas» a los ciudadanos por los «trastornos» que están suponiendo estos cambios y modificaciones en los planes de Navidad que, inevitablemente, están generando confusión y molestia entre los españoles, aunque cabe tener en cuenta que son siempre por el bien de la salud de todos y para seguir ganándole la batalla al dichoso coronavirus. El presidente aragonés ha pedido «comprensión» y ha justificado su decisión, recordando que la pandemia no está evolucionando como se esperaba, ni en Aragón, ni en el resto de España.

Así, Aragón se suma al resto de comunidades que están adoptando medidas más drásticas y restrictivas que las estipuladas en un primer momento, como es el caso de Cataluña, donde el gobierno catalán ha decidido establecer confinamiento comarcal durante todo la semana, también con excepciones para visitar familiares, y limitar el horario de bares y restaurantes, que solo podrán abrir para desayunos y comidas.

Aragón anunciaba el pasado sábado que se levantaría el confinamiento perimetral de las tres provincias este próximo lunes, 21 de diciembre, pero los datos lo hacen finalmente imposible. El gobierno autonómico ha tomado pues una firme decisión ante el avance de la pandemia, que podría estar llevando el país a una temida tercera ola de coronavirus.

Por otro lado, el Gobierno de Aragón ha recordado que, en su caso, se mantienen igual los aforos y los horarios en la hostelería, la cultura y los gimnasios, que entraron en vigor este pasado martes. El único cambio es el del confinamiento, que no se levanta ni a nivel autonómico, ni entre las tres provincias aragonesas.