Aragón pone fecha al final de las medidas más duras tras la bajada de los contagios

Se aplicará en toda la comunidad

Imagen de un camarero con mascarilla sirviendo las mesas de una terraza
Sí se mantienen algunas como el cierre de bares y restaurantes a la 1 | GTRES

Aragón pasará desde mañana viernes a la «nueva normalidad» a todas las comarcas que aún mantienen restricciones por los rebrotes de coronavirus registrados a lo largo del verano, entre ellas la Comarca Central y la ciudad de Zaragoza, al conseguir una curva de contagios descendente y una estabilidad en la pandemia.

Así lo ha anunciado en las Cortes este jueves la consejera de Sanidad, Sira Repollés, quien ha admitido que el Gobierno de Aragón esperaba los rebrotes para octubre, no para el verano, y eso les pilló «con el pie cambiado», pero las medidas puestas en marcha desde el fin de estado de alarma, aunque no todas «perfectas», han sido proporcionadas, muchas de ellas pioneras, y han conseguido «doblegar la curva de contagios», algo que no ha podido lograr ninguna comunidad más.

De esta forma, mañana se publicará en el Boletín Oficial de Aragón la orden por la que volverán a la nueva normalidad las comarcas de Bajo Cinca, Bajo Aragón-Caspe, Zaragoza y su Comarca Central y la ciudad de Huesca, hasta ahora en fase 2 por la incidencia de contagios de Covid-19.

La orden fija un aforo del 75 por ciento del aplicable con carácter general para comercios, centros comerciales, zonas comunes de hoteles, bares y restaurantes, equipamientos culturales y espectáculos públicos e instalaciones deportivas.

En las terrazas al aire libre en establecimientos de hostelería y restauración para consumo en local se permite el total autorizado siempre que se garantice el cumplimiento de la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros entre las mesas o agrupaciones de mesas.

Se mantiene el horario de cierre a las 1.00 horas para bares y restaurantes y también sigue el cierre de los locales de ocio nocturno como discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones musicales en directo.

La orden establece que en los eventos de carácter multitudinario se deberá realizar una evaluación del riesgo por parte de la autoridad sanitaria, para lo que los organizadores deberán elaborar un plan de actuación en el que se contengan las medidas de prevención y control previstas para su desarrollo.

También se hace referencia en la orden al inicio del curso escolar 2020-2021, que será «presencial en un contexto de normalidad» que, según el Gobierno de Aragón, permitirá recuperar los déficits de aprendizaje que se han presentado a causa de la suspensión temporal de la actividad lectiva presencial.

En las residencias, se establece una limitación de las visitas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día, con escalonamiento de las visitas a lo largo del día.

La consejera ha insistido en que Aragón se ha caracterizado por la transparencia y el rigor en los datos y ha detallado que el número de personas que se contagian diariamente en la Comunidad es actualmente inferior a 0,84, cuando la media de España es de 1,04, y que cuando está por debajo de 1 indica que la pandemia «está venciéndose».

Ha concretado además que la incidencia acumulada en Zaragoza ha pasado de 389 casos por 100.000 habitantes a 139, una tendencia positiva que hace que Aragón tenga una situación epidemiológica estable y las comarcas que aún tenían restricciones puedan recuperar la 'nueva normalidad', sin ninguna otra limitación que las que rigen para el resto de España.

Ha subrayado que han sido diez semanas en las que el Gobierno de Aragón ha tenido que tomar decisiones proporcionadas y «a tiempo» para atajar los contagios comunitarios, en primera instancia en zonas muy concretas relacionadas con la recogida de la fruta, y el resultado ha sido «bastante exitoso» al conseguir invertir la tendencia de la curva, aunque haya sido de manera «muy lenta y costosa».

En todo caso, ha hecho hincapié en que no se puede bajar la guardia porque el virus tiene un comportamiento «impredecible». 


Comentarios

envía el comentario