Sanitario en un laboratorio realizando pruebas

El último descubrimiento sobre la causa de las secuelas del covid que puede preocupar

Todavía hay muchos datos desconocidos sobre los anticuerpos que luchan contra el coronavirus

Desde que se inició la pandemia del coronavirus poco a poco se han ido haciendo descubrimientos sobre el mismo y cada vez se saben más cosas. Si bien es cierto que aún queda mucho por averiguar, los avances que se han ido haciendo han permitido controlar mejor la pandemia.

Los estudios sobre el covid se han centrado sobre todo el saber cómo afecta al cuerpo para sí poder luchar contra él, pero hay otras cosas igual de importantes que también están siendo analizadas por expertos para conseguir que el virus llegue a tener el mínimo impacto posible en las personas que se contagian.

Uno de los últimos estudios que se han realizado ha dado nuevos e importantes datos sobre los anticuerpos que el organismo genera para luchar contra el covid.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Concretamente se ha descubierto algo que podría llegar a ser preocupante pues, al parecer, algunos de los anticuerpos que se crean cuando el coronavirus ataca nuestro organismo podrían llegar a ser perjudiciales, llegando incluso a dificultar la respuesta inmunitaria.

No solo esto, sino que podrían estar también detrás de algunas de las secuelas que la enfermedad genera en las personas que se contagian. Lo que dice el estudio concretamente es que ciertos anticuerpos «perturban la respuesta inmunitaria y alteran el control virológico».

Según palabras de una de las profesoras que han participado en el estudio, no todas las personas generan los mismos anticuerpos y hay organismos que no tienen estos en concreto. Asegura además que, las personas que sí los tienen, «son incapaces de controlar la carga viral comparados con las que no los tienen».

Así pues, podría suceder en algunas personas que, precisamente aquello que crea el cuerpo para luchar contra el virus, esté provocando en ellos un efecto contrario y no haga más que dificultar el proceso, además de poder dejar después unas secuelas nada agradables.

Identifican los anticuerpos que mejor actúan contra el covid

Hace no muchos días se daba a conocer también otro importante descubrimiento sobre los anticuerpos y el coronavirus, y es que se ha descubierto que los IgA, unos anticuerpos de los que todavía no se sabía mucho respecto a su relación con el virus, son los que antes pueden neutralizar al covid en caso de que entre en el organismo.

Estos son los anticuerpos que se encuentran en mucosas como las de la faringe y, al parecer, serían los primeros en atacar al virus una vez que este infecta el cuerpo.

Hasta ahora siempre se había hablado de los anticuerpos IgM e IgG, siendo los primeros los que, en principio, actuaban de forma más rápida contra el virus.

Según se sabe, estos anticuerpos ─que las células producen en la sangre─ aparecen en algún momento durante los primeros nueve días después de iniciarse los síntomas, aunque llegan a su nivel máximo en 10 o 15 días, tras ello empiezan a decaer.

Precisamente por ser los primeros en actuar, la mayoría de pruebas serológicas están basadas en la detección de esos anticuerpos en concreto.

Pues bien, ahora se ha sabido que, en realidad, podrían ser los IgA los que actúan primero y ayudan a neutralizar al virus de forma más rápida y eficiente. «Estos resultados sugieren que hacer tests de IgA puede mejorar el diagnóstico precoz de la Covid-19», aseguran los investigadores encargados del estudio.

«Nuestros hallazgos sugieren que la inmunidad mediada por IgA puede ser un mecanismo de defensa determinante contra el SARS-CoV-2 que puede reducir la inefectividad de las secreciones humanas y por lo tanto la transmisión del virus», afirman los expertos. Y es que según sus investigaciones tendrían una efectividad entre 5 y 10 veces mayor a los IgG.