El Gobierno preveé desde este lunes hasta el miércoles el envío de mascarillas a las farmacias

Coronavirus: ¡No compres mascarilla! Quien de verdad necesita se está quedando sin ellas

Tras dos semanas, el lunes recibió un pedido de mascarillas: «En unas horas, se nos agotaron y la lista de espera vuelve a crecer», manifiesta Ceballos

Joaquín Ceballos es farmacéutico en una farmacia de Madrid. Según el joven, la demanda de mascarillas se ha disparado a tales niveles, que en las farmacias no han quedado existencias. Este hecho se debe, sin duda, al coronavirus. Los casos han empezado a llegar a España y la gente extrema precauciones.

Esto, en menor medida, podría ser hasta recomendable, el hecho de que todo el mundo tenga una mascarilla a mano en su domicilio. Pero las infraestructuras no están preparadas para acometer una demanda tan grande de mascarillas. Lo que ha provocado que en los comercios se queden sin existencias.

Así, los grandes perjudicados son aquellos que sí necesitan una mascarilla, pues se encuentran atravesando episodios de salud delicada o padeciendo alguna enfermedad. Ceballos ha manifestado a ‘Nius’ que: «Está con quimio, medicación y heridas abiertas. Un virus, para ella, podría ser letal», en referencia a una clienta que no ha podido adquirir una mascarilla por falta de existencias.

Las adquieren personas que no las necesitan

Tras dos semanas, el lunes recibió un pedido de mascarillas:«En unas horas, se nos agotaron y la lista de espera vuelve a crecer», decía Ceballos. Además, asegura que la mayoría de personas que las adquieren no las necesitan.

Según el portal de noticias, la situación en el país en cuanto a las mascarillas «es generalizada». Otro de los posibles factores que haga que sea más difícil encontrar mascarillas es el hecho de que en primavera la demanda aumenta, ya que mucha gente es alérgica y requieren de ellas.

Juan Nieto, director de comunicación de Fedifar (Federación de Distribuidores Farmacéuticos), ha dicho que: «Es algo totalmente inusual» esta demanda de mascarillas. Se piden diariamente unas ochenta mil unidades, de las cuales solo pueden satisfacer un diez o quince por ciento de ellas.