La compañía moderna espera tener lista una vacuna contra el coronavirus en 2021

Alerta de la OMS sobre la vacuna del coronavirus y sus riesgos

La organización intenta poner freno a cualquier vacuna experimental que se salte los protocolos de seguridad y eficacia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está preocupada ante la rapidez con la que algunos países están desarrollando la vacuna contra el coronavirus

Rusia ya ha anunciado que tiene lista una vacuna y que se prepara para aplicarla a su población, mientras que China ya ha empezado a vacunar a los considerados trabajadores esenciales. 

Y todo ello a pesar de que no han terminado la fase 3 de los ensayos clínicos, la fase más duradera y crucial porque supone la detección de los posibles efectos adversos en una gran muestra de población. 

«Los científicos alrededor del mundo están pidiendo a las agencias (reguladoras) y a las compañías que la aprobación de una vacuna se haga en función de datos obtenidos en la fase 3 de los ensayos clínicos», ha dicho la científica de la OMS, Soumya Swaminathan, en una rueda de prensa.

La OMS advierte sobre el peligro de desarrollar vacunas poco seguras o ineficaces

Esta petición pretende regularizar el proceso de desarrollo de la vacuna para evitar atajos que puedan comprometer la seguridad y eficacia de la vacuna

«El desafío al que nos enfrentamos ahora es que pasamos de vacunar cientos de personas (fase 2 de ensayos clínicos) a cientos de miles de personas (fase 3). Necesitamos los resultados de eficacia y seguridad de estos estudios porque si empezamos a vacunar a millones de personas muy rápido podemos pasar por alto algunos efectos adversos», explicó el director de Emergencias de la OMS, Mike Ryan.

Los riesgos derivados de aprobar una vacuna prematuramente son enormes y podrían poner en peligro a la población.

Las vacunas deben tener una eficacia de al menos el 50%

Los efectos secundarios adversos pueden darse en una vacuna «que no ha sido estudiada adecuadamente» y el riesgo de ineficacia es mayor, por lo que «no haría su trabajo de poner fin a esta pandemia» ha señalado la científica de la OMS

Precisamente, la eficacia de la vacuna ha sido uno de los criterios acordados entre la OMS y las agencias reguladoras de algunos países.

«Idealmente no queremos una vacuna con menos del 30% de eficacia que reciba aprobación. Tiene que tener al menos el 50% de eficacia y preferiblemente más alta» ha zanjado Swaminathan en un intento de poner freno a cualquier vacuna experimental que se salten los protocolos.


Comentarios