Una jeringuilla con una hipotética vacuna contra el Covid-19

Inyectan a decenas de personas vacunas para perros en vez de la del coronavirus

Las autoridades sanitarias investigan a dos veterinarios chilenos por administrar dosis de animales a seres humanos en el norte del país latinoamericano

Las campañas de vacunación avanzan a un ritmo desigual por todo el planeta. Mientras países como Israel o el Reino Unido ya empiezan a saborear lo que parece ser una vuelta a la normalidad progresiva, gracias al alto porcentaje de población inmunizada, en la India atraviesan la peor cara de la pandemia, con miles de nuevos casos diarios y muchos más muertos de los que las autoridades llegan a contabilizar. 

Administran vacunas para perros a humanos para combatir el coronavirus

La falta de vacunas ha supuesto un importante contratiempo para los países europeos, y es la responsable del retraso que percibe una parte importante de la ciudadanía. Ahora bien, lo que ha ocurrido en Chile supera con creces el guion de cualquier película.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Según informa 'Antena 3 Noticias', dos veterinarios de la ciudad de Calama, situada en el norte del país latinoamericano, se encuentran bajo investigación por administrar, presuntamente, vacunas para perros a varias personas, como forma de combatir la Covid-19

Todo habría sucedido hace exactamente un año, en el mes de abril de 2020, cuando ningún país había autorizado aún ninguna vacuna, ni tampoco teníamos un tratamiento eficaz contra el coronavirus. Al parecer, según ha informado la secretaria regional del ministerio de Salud del Gobierno de Chile, Rossana Díaz, uno de los acusados habría compartido un falso estudio sobre la efectividad de esta vacuna en humanos. 

Hasta un centenar de seres humanos vacunados

Posteriormente, ante el avance de la pandemia en todo el mundo, los acusados habrían empezado a administrarla a cada vez más personas, hasta alcanzar el centenar. Los inmunizadores inyectados estaban recetados para prevenir afecciones como el distemper, el parvovirus, la parainfluenza y otras patologías en perros.

Aunque las autoridades están investigando a las dos personas, solo se ha podido demostrar que una de ellas llegó a administrar a personas las vacunas para perros. «Los antecedentes de ambos profesionales han sido enviados a la Fiscalía de Calama, porque también puede haber sanciones penales para estas acciones», aseguró la funcionaria. 

Por su parte, el Colegio Médico de Veterinarios de Chile compartió un comunicado en sus redes sociales, en el que asegura que emprenderá acciones legales contra los acusados, ante la gravedad de los hechos denunciados. «Rechazamos cualquier actividad realizada por médicos veterinarios que atenten contra la salud de las personas», han insistido desde la institución. 

Detectan vacunas falsificadas listas para distribuir por Europa

Lo cierto es que las autoridades han ido advirtiendo desde hace tiempo que la escasez de vacunas, y el desconocimiento y la desinformación se convertirían en un serio problema en todo el mundo. Recientemente, por ejemplo, el director de la Oficina Europea de Propiedad Intelectual, Christian Archambeau, confirmó que en Europa se han llegado a detectar contenedores llenos de falsas vacunas 

No se trata de ninguna novedad, ya que también se han intentado colar falsas pruebas de coronavirus, o material sanitario como mascarillas o trajes EPI. Todo ello al calor de la falta de este tipo de productos a nivel mundial. «Pueden ser solo botellitas o grandes contenedores, con líquido que sería para rellenarlas, o etiquetas», explicó Archambeau. 

La imitación puede llegar a ser casi imperceptible, ya que los estafadores dan una especial importancia al aspecto. «Puede que no sea el producto completo en la caja, pero sí todos los elementos que son necesarios para dar la impresión de que los productos son correctos», añadió. 

En el mejor de los casos, se trata de botellas rellenas de agua, aunque también pueden contener productos «peligrosos para la salud». Es por eso que las autoridades piden a la ciudadanía no adquirir este tipo de productos por internet, sin una base legal.