Un sanitario con traje de protección contra el Covid en las puertas de un hospital

El 9 de mayo, el próximo día clave para el futuro de la pandemia en España

Expertos señalan que si no se cumplen las medidas de contención, se daría la tasa más alta de infectados en España llegando a alcanzar los 20.927 contagios en un solo día

Nos situamos en marzo, precisamente un año después de lo que sería hasta el momento una de las peores pesadillas para el país, la entrada de la pandemia de la covid-19 a España.

Es una realidad que en los últimos días se ha visto una bajada notable en la tasa de contagios por este virus, y así como una reducción en los ingresos en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y fallecimientos a causa de esta enfermedad. Una situación que confirmaría que la tercera ola de la pandemia ha sido superada. Pese a ello, todavía son muchos los que se preguntan si realmente se producirá la temida cuarta ola ante el avance de la vacunación y con la caída en los datos anteriormente citados.

Tal y como apuntan algunos expertos, sí que se producirá dicha ola, pero de menores dimensiones, es decir, confían en que apenas se producirán algunos coletazos que no alcanzarán en cualquier caso el nivel de la primera y la tercera ola del SARS-CoV-2.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

De la misma manera, también mantienen que las propias autonomías han de continuar preservando las medidas de seguridad personal y sin relajar en exceso la mano las restricciones mientras continúa el periodo de inmunización.

Datos en los que sí que podríamos confiar, puesto que este mismo grupo de expertos científicos, ya avanzaron a lo largo de toda la pandemia sobre las terribles cifras que dejaría a su paso el coronavirus en muchos países, estando en ese mismo estudio, presente España.

Y es que, a comienzos de febrero, vaticinó que el 1 de mayo España contabilizaría en torno a 95.400 fallecimientos por Covid-19 a partir de los datos oficiales.

Los posibles escenarios que se barajan en las próximas semanas

Actualmente, con las estadísticas en estos días de la pandemia, el IHME ha actualizado sus previsiones y expone que el número de defunciones se verá reducido y lo sitúa en 86.631 si todo funciona según lo previsto. Pero si en esa fecha se levantara la mano en cuanto a las medidas de contención para frenar el virus, se superarían las 87.500 muertes.

Este organismo estudia múltiples parámetros de este espectro y hasta ahora apunta a un riesgo de una cuarta ola mucho más suave que en caso de la tercera, y ligeramente por debajo de la segunda.

Igualmente, en el peor de los escenarios que también analiza, los casos de esta enfermedad, empezaría ligeramente a repuntar en apenas unos días para crecer a lo largo del mes y alcanzar su pico más alto tras las fiestas de Semana Santa, en abril.

Por otra parte, el 9 de mayo se daría la tasa más alta de infectados en España, llegando a alcanzar los 20.927 infectados en un solo día. Desde ese momento la curva volvería a experimentar un descenso moderado, el cual se podría ver afectado ante la relajación en las medidas de contención y de vigilancia y producirse un nuevo repunte de casos que continuaría hasta julio.

Igualmente, según pronostica el organismo, en esta cuarta ola los recursos sanitarios españoles no se verían tan perjudicados como el resto de veces. Y además se prevé un descenso ligero y en el trascurso de los días, con respecto a la ocupación tanto de camas en los centros hospitalarios como también en el caso de las camas de UCI.

Sumado a la anterior caída, también se espera un descenso notable en el uso de dispositivos de ventilación mecánica, esenciales especialmente durante los cuatro primeros meses de la pandemia. Por el momento esta situación mantiene en vilo al mundo entero y, en España, esta explicación a este descenso considerable, a la vez que esperado, se situaría en la inmunización de los principales grupos de riesgo, así como los colectivos de personas mayores y pacientes con enfermedades previas.