Vacuna para el coronavirus desarrollada por Pfizer Biontech

Los 5 efectos secundarios que podrías padecer tras ponerte la vacuna

Los voluntarios describen malestar general, dolor de cabeza, fiebre e hinchazón en el brazo durante varias horas

El Reino Unido empezó esta semana la campaña de vacunación del coronavirus y el resto de Europa se prepara para hacerlo de forma inminente. Entre esos países está España, donde todo está listo para empezar con la primera fase de vacunación en enero, a pesar de la desconfianza que siguen generando las vacunas contra el coronavirus entre la población.

Muchos españoles se preguntan qué pasa después de ponerte la vacuna. Los voluntarios que han participado en los ensayos de las distintas vacunas contra el coronavirus hablan de efectos secundarios parecidos a tener gripe o estar de resaca.

Miquel Fernández, el primer español en probar la vacuna de Pfizer, describe «malestar general, dolor de cabeza y fiebre» al día siguiente de ponerse la vacuna. Según los voluntarios, los síntomas aparecen poco después del pinchazo y desaparecen en poco tiempo. El español cuenta que al principio fueron síntomas leves y «luego se disparó» durante unas cinco horas.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Un voluntario de la vacuna Moderna, Luke Hutchinson, describe una hinchazón en el brazo «hasta alcanzar el tamaño de un huevo de gallina», seguido de dolores musculares y óseos, y una subida de la fiebre hasta casi 39 grados. Según su testimonio, estuvo «toda la noche sentado junto al teléfono pensando si debía llamar a urgencia».

Los síntomas van a más con la segunda dosis. El español relata que «la zona del pinchazo en esta ocasión se inflamó bastante y no podía casi mover el brazo», aunque «fue solo una noche, al día siguiente me levanté sin fiebre, cansado, pero mucho mejor».

Los expertos reconocen que los síntomas pueden ir a más tras el segundo pinchazo, y esto significa que la vacuna está funcionando. Según Drew Weissman, inmunólogo de la Universidad de Pensilvania que trabajó en el desarrollo de las vacunas de Pfizer y Moderna, «la respuesta a la primera dosis fue muy buena y ahora se están viendo los efectos». 

Otro voluntario de Moderna, Yasir Batalvi, habla de «rigidez en el brazo» tras recibir el pinchazo y, tras la segunda dosis, «fiebre leve, fatiga y escalofríos». Glenn Deshields, por su lado, lo describe como «tener una fuerte resaca», y Carrie, voluntaria de los ensayos de Pfizer, como «tener una gripe». Ninguno de ellos sabe si recibió la vacuna o el placebo.

Los resultados indican que las vacunas de Pfizer y Moderna producen efectos secundarios pero que la mayoría de la población no tendría síntomas graves. Además, los efectos secundarios tras ponerse la vacuna no son duraderos y duran como máximo entre 24 y 48 horas, según los vacunólogos.

De forma general, por lo tanto, las personas que se pongan la vacuna del coronavirus pueden sufrir, durante las primeras horas y por un tiempo limitado, alguno de estos 5 síntomas:

  • Dolor e hinchazón en el brazo
  • Dolor muscular y óseo (malestar general)
  • Fiebre 
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga

Los efectos secundarios de Pfizer

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) prevé la autorización de Pfizer y BioNTech para el 28 de diciembre, y las primeras dosis podrían llegar a España después de Reyes. Según los resultados, tiene un 95% de eficacia y comienza a surgir efecto 10 días después del primer pinchazo. Pero también produce varios efectos adversos.

La vacuna está compuesta de dos dosis administradas con una separación de entre 21 y 28 días. La primera dosis ofrece protección, pero la importante es la segunda dosis, que actúa de refuerzo y activa en el sistema inmunitario células de memoria de larga duración. 

La vacuna de Pfizer ha registrado reacciones adversas leves y a corto plazo. Sobre todo dolor y enrojecimiento en la zona donde se aplica, malestar similar al de un catarro leve, fatiga y dolor de cabeza. Los síntomas se suelen manifestar más en personas mayores de 55 años y con la administración de la segunda dosis.

César Hernández, jefe del departamento de medicamentos de uso humano de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), asegura que esto «ocurre con todas las vacunas que requieren dos dosis, porque el sistema inmunitaria está más preparado al recibir la segunda y monta una respuesta más vigorosa». 

Antoni Trilla, del Hospital Clínic de Barcelona, detalla que la mayoría de los síntomas se producen los dos primeros meses y que, más allá de esos dos meses, son efectos adversos infrecuentes. «Además, después de aprobarse, se realiza una vigilancia farmacológica durante años para detectar posibles consecuencias extraordinarias que solo se detectan cuando se han vacunado millones de personas, por su baja frecuencia».