Una mascarilla colgando de un árbol de Navidad decorado con luces y estrellas

Las 10 cosas que debes evitar hacer para una Nochevieja segura

Los expertos quieren evitar una nueva ola más agresiva

La última noche del año está a la vuelta de la esquina y con ella muchos miedos como la temida tercera ola. Tras los encuentros de Nochevieja, el aumento de contagios está prácticamente asegurado.

Las multitudes de gente despidiendo el 2020 este año tendrán que esperar. Las restricciones sanitarias no lo permiten y además los expertos piden encarecidamente que se respeten todas las medidas. A pesar de que no se puede evitar todo el pico de contagios tras la última noche del año, los especialistas en el tema aseguran que la incidencia puede ser menor si se extreman las precauciones.

Recomendaciones a tener en cuenta

Según el doctor Julio García, los ciudadanos deberían haber empezado con al menos días de autoconfinamiento previo a las reuniones navideñas, sobre todo, si entre los comensales se encuentran personas de riesgo de edad avanzada o con patologías graves.

Para el jefe del Servicio de Microbiología del Hospital La Paz de Madrid, esta medida trata de «evitar situaciones de riesgo los diez días antes de la cena. Es decir, que si uno tenía previsto acudir a un concierto o a unos grandes almacenes, no lo haga» por el bien de las personas a las que va a ver en estas fechas tan especiales y también por el suyo propio.

Aunque el Gobierno y las Comunidades Autónomas ya establecieron un número máximo de personas que pueden reunirse en estos días navideños, Julio García tiene claro que «si son menos de las que autoriza el gobierno, mejor».

Además, el jefe del Servicio de Microbiología del Hospital La Paz de Madrid propone elegir la vivienda más grande de las que haya disponibles para el encuentro. El motivo no es otro que poder mantener una amplia distancia entre personas y mantener una buena ventilación. De hecho, Julio García tiene claro que «si los comensales tienen que cenar/comer con el abrigo, que lo hagan». Y es que para el doctor siempre es mejor prevenir que curar.

En cuanto al uso de mascarillas este experto considera que éstas deben usarse en todo momento, salvo excepciones imprescindibles.

Tener botellas para la higiene de manos a disposición de los comensales es una buena opción estas fiestas. «La higiene de manos tiene que ser constante, por parte de todos los comensales», explica el doctor.

Además, en esta ocasión hay que evitar compartir platos entre todos los asistentes, ni siquiera las bandejas de turrones.

Para evitar problemas después es recomendable agrupar a los invitados en la mesa por unidades familiares. Es decir, los convivientes en un lado de la mesa y el resto en el otro.

Los brindis también tendrán que esperar al próximo año. Y es que Julio García asegura que «depende del vaso o la copa, se puede contactar con la parte por la que se bebe, y hay que evitarlo».

Tampoco hay que permitir que los invitados se muevan a sus anchas por la casa, ni siquiera para ayudar con la preparación de la cena en la cocina. De esta forma se previene que en caso de que haya algún contagiado se disperse el virus por toda la vivienda. «Los invitados no se mueven, se deben quedar sentados y desplazarse sólo al cuarto de baño», recomienda Julio García.

En cuanto a esto último, en la medida de lo posible, los invitados es mejor que usen un baño distinto, que debería estar preparado con toallas desechables.

Tampoco hay que olvidar que es mejor que todo el mundo tire de la cadena con la tapa bajada. Y es que según este experto del Hospital La Paz «en ese momento se producen muchos aerosoles».

Está claro que la Nochevieja de este año también va a ser atípica, pero lo importante es que el repunte de casos no sea elevado y el 2021 pueda empezar con mejor pie de lo que ha terminado.