La portada definitiva de hoy: Rocío Carrasco y la verdad sobre Rocío y David Flores

Vuelven a salir a la luz los problemas familiares de la hija de Rocío Jurado

Rocío Flores y Rocío Carrasco, madre e hija en imágenes de archivo
Rocío Carrasco y lo que provocó el distanciamiento con sus hijos | EspañaDiario

El clan Flores - Carrasco anda de lo más movido. En plena revolución sobre las supuestas infidelidades de Antonio David Flores a su actual mujer, Olga Moreno, ahora la revista 'Más y más' ahonda, una vez más, en la problemática que persigue a la hija de Rocío Jurado con sus hijos, Rocío y David Flores, con los que no mantiene relación.

Desde que Rocío Flores pisó por primera vez un plató de televisión para ejercer como defensora de su padre mientras este participaba en 'GH VIP 7', la pesadilla de Rocío Carrasco volvió a resurgir de sus cenizas. Fue entonces cuando supimos que madre e hija llevaban unos 8 años sin hablarse y que la nieta de la folclórica había intentado una reconciliación con su madre sin éxito.

El papel como madre de Rocío Carrasco comenzó a cuestionarse, pues nadie entendía por qué no atendía al llamamiento que su propia hija le hacía de arreglar las cosas y cómo podía vivir sin tener relación con sus hijos. La participación de Rocío Flores en 'Supervivientes' no hizo sino echar más leña al fuego.

Nadie de la familia contó la razón por la que madre e hija dejaron de hablarse y, mientras los demás opinaban, Rocío Carrasco guardaba silencio sepulcral. Ante los ataques, estuvo cerca de pronunciarse y contar su verdad —incluso se especuló con una posible rueda de prensa— pero la hija de Pedro Carrasco prefirió seguir sin decir nada y esquivar las preguntas incómodas.

En su lugar, algunas voces cercanas a Rociíto, como el clan Campos, sí que han dejado caer alguna pincelada contando que si Rocío Carrasco no habla, es por proteger a sus hijos. Incluso se llegó a sacar a la luz la información que recogía una sentencia donde se señalaba que Rocío Flores agredió a su madre durante una discusión por la que se llegó a implantar una orden de alejamiento. Unos conflictos familiares que se fueron sumando hasta terminar con la familia.

Este episodio fue el que truncó la familia al completo y que provocó que Rocío Flores se fuera a vivir con su padre. Una decisión que también tomó su hermano, David Flores, nada más cumplir la mayoría de edad. Y es que la unión de los dos hijos de Rocío Carrasco es muy fuerte hasta el punto en que la joven confiesa haber ejercido en ocasiones como madre. De ahí que el joven decidiera seguir los pasos de su hermana y marcharse a vivir con Antonio David y Olga.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una de les portades del dia

Una publicación compartida de Cor Catalunya Diari (@catalunyacor) el

Rocío Carrasco lo tiene claro: «No he hablado nunca de mis relacionas maternofiliales, ni de mis relaciones familiares, ni de la vida de alguien que un día paso por mi vida y perteneció a ella. No lo he hecho ahora, pero no quiere decir que el que calla otorga, ya que el que está callado es porque en un momento de su vida ha decidido que eso lo que tenía que hacer».

Sin embargo, la paciencia tiene un límite, y la hija de Rocío Jurado advertía: «Pero eso dura hasta el momento en el que decide que tiene que hacer lo contrario». ¿Estaremos ante la posibilidad de que Rocío Carrasco cuente su versión? solo el tiempo lo dirá. Mientras tanto, puede suponer un alivio para ella saber que durante algunos días, es su ex, Antonio David Flores, el que se halla en medio de la polémica y posible crisis matrimonial.


Comentarios

envía el comentario