Entrada a una tienda Zara

El vestido más polémico de Zara está rebajado y cuesta solo 15 euros

Elegante, con un estampado ideal y a un buen precio

Zara nos sorprende, día a día, rebajando alguna de sus prendas de ensueño y, esta vez, es el turno de uno de los vestidos que más polémica ha causado en redes.

Y es que, con el estado de alarma, muchas de los y las  modelos de nuestras firmas favoritas han tenido que hacerse las fotografías adaptándose a los espacios de su  casa, algo que ha dejado cientos de fotografías con escenarios de lo más inusuales: en salones, dormitorios… Y cocinas

Precisamente, el vestido que Zara  ha rebajado creó una gran polémica en redes debido a la fotografía que aparece en el catálogo de la grande de  Inditex. Pero vayamos por partes.

Estampado de limones

Nos encantan las prendas veraniegas que tienen estampados de frutas y, por eso, debemos decir que tenemos cierta debilidad con esta prenda con estampado de  limones. Y es que, además de no haber nada más veraniego que la  limonada, el amarillo se va a convertir en el color más popular en los meses de verano. 

Estos dibujos de limones contrastan a la perfección con el tono negro del vestido ‘mini’. Y es que, además, el tejido drapeado hace que sea la opción perfecta para una noche de verano. Hace unos días costaba 29,95 euros y, ahora, tiene un precio de 15,99 euros. Está disponible en las tallas S, M y L  y, de momento, ninguna está agotada. 

Polémica en Twitter

Dejando de lado que el vestido nos parece fabuloso, lo cierto es que hubo cierta polémica en la red social Twitter. Y es que, para presentar el vestido, la modelo está subida en unos fogones de una cocina,  con una postura muy poco estética y en la que casi no se puede ver la prenda. Por lo tanto: ¿qué sentido tiene la foto?

A raíz de esta fotografía, la conocida tuitera ‘@Barbijaputa’ publicó en su Twitter un hilo con este tipo de fotografías que aparecen en diferentes marcas, en las que las modelos tienen poses forzadas o estrambóticas y en las que, además, no suele verse la prenda con claridad.

El tuit ha tenido decenas de  respuestas  de todo tipo: «el vestido ni se ve», «qué foto más ridícula» o «hay ratones, supongo» son solo algunos de los comentarios que se pueden leer en la publicación.