Fotografía del exterior de una tienda de Zara

La ‘nueva normalidad’ llega a Zara: La novedad que todos esperábamos (y te cambiará la vida)

Esta herramienta pondrá fin a nuestro mayor problema a la hora de comprar ropa

Sabemos que muchos de vosotros y vosotras tenéis  pánico a las compras virtuales. Porque sí, sabemos que no hay nada como ver la prenda en la tienda, tocarla, ver cómo es su tejido y, sobre todo… acertar con la talla. Porque, para muchas de nosotras, es realmente difícil acertar con nuestra talla, ya que cada prenda tiene unas medidas diferentes y pueden variar mucho entre ellas.

Es prácticamente imposible tener una talla específica para todas las marcas y tipos de ropa, y por eso, muchas personas deciden no comprar por Internet. Y es que, ¿qué pasa si compramos algo y no nos sirve? El proceso de tener que devolverla (por mensajería o en tiendas físicas) nos produce  pereza de solo pensarlo… Y Zara  lo sabe. 

Y es que la grande de  Inditex quiere adaptarse a esta ‘nueva normalidad’ por todo lo alto. Es cierto que ya se puede acudir a las tiendas de ropa de manera presencial, y han implementado una serie de  normas higiénicas y de seguridad, como las pantallas protectoras o el uso obligatorio de mascarilla y gel hidroalcohólico.

No obstante, mucha población prefiere salir solo lo imprescindible y, por eso, no acuden a las tiendas físicas; y, si acuden, prefieren no probarse la ropa.

La solución de Zara: probadores virtuales

Zara ha decidido poner una solución al problema de la compra de la 'nueva normalidad'. Y es que las diferentes firmas suelen contar con una tabla de números en las que, si mides cintura, pecho y cadera, puedes dar con tu talla. No obstante, este método no es 100% eficaz, porque es genérico.

Otras tiendas, como Zara, ofrecían una guía de tallas más o menos personalizada, en la que podíamos indicar cuatro parámetros y te aconsejaba una talla u otra. Pero el problema seguía ahí. Por eso, Zara  ha decidido atacar de raíz y ha mejorado su  ‘probador’ virtual.

Y la verdad es que, aunque si se piensa en frío parece sacado de un capítulo de Black Mirror, no nos puede parecer mejor idea. Este probador virtual  cambia con cada prenda, y pide al usuario sus medidas para seleccionar la  talla idónea.

Y es que, además, el programa tiene la enorme ventaja de  almacenar los datos de los clientes que van comprando las prendas en cuestión, para así poder aconsejar a la perfección a los nuevos compradores que tengan un peso y una altura similar. Esta herramienta se puede usar en la tienda ‘online’, en la aplicación  de Zara o en  tiendas físicas, para evitar ir al probador. Se acabó devolver ropa por no elegir la talla correcta.