Vista exterior de una tienda Lidl

El último 'pelotazo' que arrasa en Lidl: una mini freidora que cuesta 24,99 euros

La freidora de Lidl que se agota en cuanto se repone, es mini y además de freír también hace fondue

Tener una freidora es un adelanto tremendo en la cocina, no solo porque es más limpio, sino también porque deja mejor los alimentos. Además, las freidoras domésticas son mucho más seguras que las tradicionales sartenes, ya que, con ellas prevenimos las peligrosas salpicaduras de aceite que tanto daño pueden causar.

Por otro lado, los alimentos se fríen a mayor velocidad y, lo mejor de todo, de manera más uniforme. También es más saludable, ya que los alimentos absorben menos aceite, y además al tener la canastilla, se escurren mejor. Otra ventaja es que no es necesario limpiarla de forma diaria y que podemos colocarla donde queramos.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? 🛍Rankings, tendencias y tus noticias preferidas al momento en el móvil y GRATIS! ➡️Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

A todas estas ventajas, la cadena alemana de supermercados le añade dos más: un tamaño mini y la posibilidad de hacer fondues.  Y quizás ese es el motivo por el que ya está agotada en su página web.

La mini freidora que se agota en Lidl

Con esta freidora se suministra de serie los siguientes componentes: cesta y mango, anillo para la fondue, 6 pinchos para la fondue, y por supuesto las instrucciones de uso, y todo por 24,99 euros.

El último 'pelotazo' que arrasa en Lidl: una mini freidora que cuesta 24,99 euros
FREIDORA MINI SFM 850 A2 | LIDL

Esta freidora de la ya conocida marca de electrodomésticos SilverCrest, en su manual de uso, aconseja limpiar a fondo cada pieza y secarla concienzudamente antes del primer uso. De igual forma, también dice que para una cocina sana es preferible cocinar los alimentos con almidón a una temperatura inferior a 175 °C.

El alimento frito solo debe adquirir un color dorado, no oscuro ni marrón. Solo así podrá cocinar de manera segura. Y para conseguir los mejores resultados si queremos cocinar patatas fritas, da los siguientes consejos:

  • Las patatas para freír deben estar en perfecto estado y no haber germinado.
  • Para freír, pueden utilizarse patatas de los tipos ‘harinosa’ o ‘de cocer’.
  • Después de pelar las patatas, se han de cortar según la preparación deseada para dejarlas listas.
  • Dejar en remojo las patatas durante aproximadamente una hora. Así se perderá parte del almidón, un producto que puede provocar el desarrollo de acrilamida.
  • Secar las patatas cuidadosamente.
  • Freír siempre dos veces las patatas fritas caseras: Primero, 8-12 minutos a aproximadamente 150 °C y, después, de 3 a 4 minutos a 170 °C según el grado de dorado deseado.
  • Las patatas fritas congeladas están precocinadas y, por lo tanto, solo es necesario freírlas una vez.
El último 'pelotazo' que arrasa en Lidl: una mini freidora que cuesta 24,99 euros
FREIDORA MINI SFM 850 A2 | LIDL

Por otro lado, una de las cosas que seguro que queremos evitar es la transferencia de sabor no deseada de unos alimentos a otros. Muchos alimentos, especialmente el pescado, sueltan jugo al freírlos.

Estos líquidos se acumulan en el aceite o la grasa de freír y pueden influir en el olor y sabor del siguiente alimento cocinado en el mismo aceite o grasa.

Para evitar que esto suceda, a la hora de usar nuestra freidora mini SFM 850 de Lidl, tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

  • Calentar el aceite o la grasa a aproximadamente 150 °C e introducir dos rebanadas finas de pan o un par de pequeñas ramas de perejil en la cesta.
  • Sumergir la cesta en la grasa y cerrar la tapa.
  • Esperar a que el aceite o la grasa dejen de burbujear y retirar el pan o el perejil con ayuda de una espumadera.

El aceite o la grasa recuperarán ahora su sabor neutro, y es una manera sencilla y segura de eliminar la transferencia de sabores en los alimentos.

Por último, y para una alimentación sana, los nutricionistas recomiendan utilizar aceites y grasas vegetales que contengan ácidos grasos no saturados.

No obstante, estos aceites y grasas pierden sus propiedades beneficiosas más rápido que otros tipos y, por lo tanto, deben cambiarse con más frecuencia, pero merece la pena si con ello conseguimos una alimentación de mayor calidad.

Como os hemos dicho, esta freidora ya se ha agotado en la página web, pero cruzamos los dedos para que vuelvan a reponerla cuanto antes. No obstante, Lidl también lanzó este electrodoméstico en tiendas físicas, por lo que quizás tengas suerte y puedas hacerte con él. 

Otros electrodomésticos 'low cost' de Lidl

La freidora de Lidl no es la única que causa furor entre los consumidores. La cadena alemana ofrece otros electrodomésticos 'low cost' que son ideales para nuestro día a día.

Entre ellos, podemos encontrar la envasadora al vacío de 125 W en dos colores diferentes (24,99 euros), el cocedor eléctrico de vapor Salter (24,99 euros) o la báscula digital con jarra medidora (11,99 euros).