Vista trasera de una persona con un carro de la compra en un supermercado

Ni papel ni levadura ni bicarbonato: La nueva compra del pánico

Cada vez más personas están comprando este producto

La crisis del coronavirus, entre otras muchas cosas, está trayendo consigo que se generen tendencias en cuanto a las compras que hacemos los ciudadanos. Así, en un primer momento se llegó a agotar el papel higiénico en los supermercados. Luego, el hecho de que intentáramos llevar el confinamiento lo mejor posible y de ocupar el tiempo hizo que aumentaran las ventas de levadura y de bicarbonato, ya que muchas personas optaron por preparar dulces y bizcochos caseros.

Sin embargo, ahora un nuevo producto está arrasando en las superficies comerciales y no es ninguno de los ya mencionados. ¿No sabes de cuál estamos hablando? Pues toma nota: es el tinte capilar.

Esta cuarentena, en la que no podemos salir de nuestros hogares salvo para realizar acciones puntuales como ir a comprar y en la que las peluquerías están cerradas, supone que estemos viendo que nuestro cabello se esté resintiendo. Y es que no solo lo tenemos ya más largo sino que, además, las canas están empezando a 'campar' a sus anchas y las raíces del pelo se muestran en su tono natural.

Por eso, son muchos quienes, a pesar del confinamiento, quieren mantenerse igual de atractivos y de ahí que se haya producido un incremento notable de la venta de tintes en los supermercados. No obstante, los profesionales del sector de la estética advierten que hay que tener mucho cuidado a la hora de adquirir y aplicarse dichos productos capilares. Y es que no solo pueden provocar reacciones alérgicas sino que pueden estropear el cabello si no se aplican de manera adecuada.

A pesar de todo hay ciudadanos que prefieren confiar en los profesionales que siguen ofreciendo servicio de peluquería a domicilio y eso hace que se encuentren desbordados. Así, los datos que se han dado a conocer sobre la demanda que tienen, si se compara con el mismo periodo del año pasado, indican que ha crecido en casi un 500 %.