Vista exterior de una tienda Lidl

Los 2 consejos de una cajera del Lidl para pasar menos tiempos haciendo cola

Esta empleada compartió sus recomendaciones en un grupo de Facebook y se han convertido en imprescindibles

Si nos pusiéramos a calcular las horas que perdemos haciendo cola cuando vamos a la compra, probablemente, nos arrepentiríamos de todo ese valioso tiempo perdido en el supermercado. Y después de la cuarentena, aún más, ya que estamos súper quisquillosos con nuestro tiempo.

Y es que, si somos realistas, uno de los momentos que más odia la población en general es el que transcurre entre que llegamos a la caja y por fin salimos del supermercado. Por ello, una empleada de la cadena Lidl ha decidido dar dos consejos muy valiosos para reducir ese momento al máximo.

Tiene mucha lógica que alguien que está en el otro lado, y que al fin y al cabo es la persona que soporta esas largas colas llenas de odio y reproches, nos proporcione recomendaciones de cómo evitar pasar tanto tiempo esperando y vivir ese momento con más tranquilidad. Ahora se añade que tenemos que llevar mascarillas el 100% de nuestro tiempo y cualquier consejo para dejar de agobiarnos por todo es bueno.

Según recoge el diario inglés Mirror, esta empleada de Lidl compartió en un grupo de Facebook sus dos recomendaciones y estas se han hecho virales alrededor del mundo.

La clave está en el cliente: bolsas reutilizables y estar listo para su turno

«Somos una tienda de descuento, tenemos menos personal, lo que significa que tenemos que trabajar más duro, lo que significa menos costos de funcionamiento, por lo que los ahorros se transfieren al cliente», dice esta cajera en este post de Facebook.

Además, esta trabajadora añade que cree que «la clave está en reducir el tiempo que tardas en sacar tus bolsas de plástico baratas y ordenarlas, el tiempo que usas en poner el primer par de artículos en cada bolsa, el tiempo que esperas a que escanee algunos artículos mientras al lado tiene muchos artículos esperando a embolsar. Todo lleva mucho tiempo, en este tiempo podría haber atendido al siguiente cliente».

Por eso, su primer consejo es prescindir de las bolsas y usar carros de la compra, cestas o bolsas reutilizables grandes, e introducir en ellos los productos sin detenerse a meterlos en bolsas de plástico.

El cliente tiene que aportar su granito de arena para que el cajero o cajera pueda hacer su trabajo lo más eficiente posible. La mejor manera es, como bien explica esta empleada de la cadena de supermercados de Lidl, meter los productos directamente en el carro o en la cesta y colocarlos tranquilamente en las bolsas una vez has pagado.

«Ten tus cupones de descuento y las  bolsas preparadas»

Pero ante la Covid-19 la mejor manera de llevar a cabo esta recomendación es llevar bolsas reutilizables de casa e ir metiendo los productos lo más rápido posible en ellas. Para evitar que se amontonen los productos y se hagan colas largas. Parece mentira, pero este consejo evita muchos enfrentamientos.

En el segundo consejo que escribe la cajera del Lidl hace hincapié en que es fundamental que el cliente esté preparado mientras hace la cola. «Ten tus cupones de descuento y las mismas bolsas preparadas, en lugar de hacerlo una vez estés al final de la cinta, en la zona de embolsado».

Adelantarnos a lo que ya sabemos que necesitamos una vez estamos en la caja es fundamental. Es ideal tener preparados los cupones descuento, las bolsas y la tarjeta de crédito. Ahorraremos que se hagan largas colas y, asimismo, evitaremos que la persona que nos está atendiendo tenga que estar parada durante ese tiempo. Un tiempo valioso tanto para nosotros (los clientes) como para los mismos trabajadores.