Praga

Planes imprescindibles que hacer en Praga en un fin de semana

Uno de los destinos europeos más visitados en los últimos años

Para conocer la ciudad solo es necesario un fin de semana y la voluntad de aprovechar el tiempo y la energía al máximo. Praga está llena de lugares mágicos, muchos de ellos todavía poco conocidos por los turistas. Por este motivo,  si quieres conocer la ciudad en profundidad, lo más recomendable será acudir a alguno de los tours organizados que se pueden encontrar en laplataforma de GuruWalk. No obstante, a continuación, te proponemos algunos de los mejores planes para realizar durante una escapada a esta maravillosa ciudad checa.

Visita el Castillo de Praga

Cualquier itinerario turístico por la ciudad debe incluir el complejo arquitectónico del Castillo de la ciudad. Dentro de él se encuentran, además del castillo,  la catedral de Praga, el Palacio Real y una pequeña callejuela conocida como el Callejón de Oro. Como consejo, antes de subir a esta parte de la ciudad, deberás consultar los horarios de apertura de cada edificio. Asimismo, si viajas en temporada alta tendrás que tener presente que lo más seguro es que te encuentres con largas colas para realizar la visita. 

Acércate hasta la Plaza Vieja de la ciudad

logo TelegramTus productos preferidos y las mejores novedades de la moda y los supermercados, ahora en Telegram. Pincha aquí y apúntate gratis, ¡TE ESPERAMOS!

Sin duda, éste es uno de los lugares con más encanto de todo Praga. Rodeada por edificios de diferentes épocas, en ella se encuentra el famoso reloj astronómico en la Torre del Antiguo Ayuntamiento, así como el Templo de Tyn. Además, en función de la época, también es común tropezar con algún mercado temático instalado en la propia plaza. Por todos estos motivos, la Plaza Vieja es hoy uno de los lugares más turísticos de la ciudad, con un ir y venir constante de visitantes. 

Cruza el Puente de Carlos

Si tienes la suerte de llegar a la ciudad temprano o si eres una de esas personas a las que les gusta madrugar, tal vez tengas la suerte de disfrutar del amanecer desde el puente más conocido de la ciudad. Del mismo modo, también existe la posibilidad de ver desde allí el atardecer, pero debido al gran número de turistas, el momento no contará con la magia característica de las primeras horas del día. En cualquier caso,  si cruzas el puente desde la Ciudad Vieja llegarás al barrio de Mala Strana, donde podrás encontrar un buen número de restaurantes y cafés.

Saca una foto en el muro de John Lennon

El muro de John Lennon es uno de los lugares más icónicos de Praga.  Situado en el barrio de Mala Strana, el espacio está repleto de grafitis y frases que remiten al universo Beatle. Su origen se remite a la muerte de Lennon, momento en el que distintas personas de la ciudad comenzaron a realizar su particular homenaje al artista a través del arte.  En la actualidad, son muchos los turistas que se fotografían con el muro. Así que si lo deseas, siempre puedes colocarte la chaqueta, ponerte la bufanda y sonreír a la cámara.   

Conoce el Barrio Judío

El Barrio Judío de Praga, también conocido como Josefov, tiene su origen en el siglo X. Situado en las proximidades de la Plaza Vieja, el Barrio destaca, entre otros, por contar con un cementerio judío y varias sinagogas, de entre las cuales sobresalen sobretodo la Sinagoga Vieja Nueva  y la Sinagoga Española. Además, en este barrio, se encuentra una de las estatuas más famosas de Franz Kafka - uno de los autores más importantes de la literatura checa -. 

Ve de compras en la Plaza de Wenceslao

La Plaza de Wenceslao es el centro de la parte moderna de la ciudad. En ella podrás encontrar numerosas tiendas, teatros y restaurantes, además del museo Nacional del país.  Igualmente, en la Plaza de Wenceslao también está uno de los bares favoritos tanto de locales como de visitantes: el Výtopna Railway Restaurant - un bar donde la cerveza llega a tu mesa en tren-.

Asiste a un concierto en la Casa Municipal

Aunque en la ciudad impera la arquitectura de estilo gótico, uno de los edificios más emblemáticos es la Casa Municipal, de estilo art-nouveau. Construida a principios del siglo XX, la Casa Municipal fue creada para convertirse en un espacio cultural de referencia en la ciudad. Actualmente, el edificio alberga una de las salas de conciertos más importantes de la capital: la sala Smetana. Por esta razón, si te gusta la música clásica, no debes perderte un concierto en este espectacular espacio.

Relájate en el Letna Park

Praga tiene un gran número de parques distribuidos por toda la ciudad. Con todo, uno de los más céntricos y tranquilos es el Letna Park. En él podrás hacer lo que desees, desde jugar a juegos de mesa,  descansar, practicar un poco de deporte o, lo más importante, obtener una de las mejores vistas panorámicas de la capital checa.