Vista exterior de una tienda Lidl

El producto de 3 euros de Lidl que es la envidia de toda su competencia

La cadena de supermercados lanzó el pasado mes de junio su primera línea de cosmética vegana

Lidl ha marcado como su principal objetivo posicionarse como la cadena de supermercados principal en España y aunque sus competidores no se lo están poniendo nada fácil, está haciendo todo lo posible para conseguirlo.

Para ello, la compañía se ha unido al auge de los productos veganos y ha lanzado una nueva línea de cosmética natural 'low cost', dentro de la cual se encuentra un artículo que ha arrasado entre los clientes y que ha puesto en alerta a los competidores del establecimiento. 

Se trata de la crema facial antiarrugas de día rosas silvestre de la marca Skin Foodies. Un cosmético que regenera y recupera la piel, ayudando a reducir las líneas de expresión y las arrugas de la cara.

Tan solo unos meses después de su salida al mercado, este artículo ya se posiciona como uno de los productos más vendidos de Lidl. Una crema que ha arrasado, no solo por su elaboración natural, sino también por su precio de tan solo 2,99 euros.

Skin Foodies, primera línea de cosmética vegana de Lidl

La crema forma parte de la primera línea de cosmética vegana hecha a base de alimentos del supermercado, Skin Foodies.

Con esta gama han querido simbolizar la apuesta de la compañía con su propia marca, Cien, y también reafirmar su apuesta por el movimiento vegano, que está en constante crecimiento. 

La nueva línea de Lidl está formada por 8 artículos y 17 variedades distintas, recomendada para hombres y mujeres de entre 19 y 35 años, y compuesta de básicos como agua micelar, crema de manos, gel de ducha o tonificante. 

Todos los productos de esta gama están hechos a base de alimentos cotidianos de la cocina, ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes para el cuidado de la piel. 

Los alimentos que se encuentran presentes en Skin Foodies son té verde, coco, membrillo, aceite de almendra, nueces de macadamia, café verde, aceite de babasú, papaya y pepino. Todos los cosméticos cuentan con el porcentaje justo de alimento para aportar los beneficios en la piel. 

«El consumidor actual busca una belleza natural y los beneficios de los productos son muy importantes para la decisión de compra. Por esta razón, los nuevos productos Skin Foodies resultan una propuesta interesante», explicó hace unos meses la doctora Paloma Borregón, dermatóloga y especialista en enfermedades de la piel, para promocionar la nueva gama de Lidl.

«Podemos tratar problemas como los eccemas, el acné o la falta de hidratación con ingredientes tan naturales como los alimentos. Esta es una manera sencilla y rápida que nos permite prescindir de cualquier preparación previa».

La rutina Maskné de Lidl

Tras el éxito de la línea Skin Foodie y del reciente lanzamiento de Cien Bio, la cadena de supermercados ha querido reforzar su oferta vegana y se ha atrevido a apostar por una rutina Maskné para combatir el acné provocado por las mascarillas

Una rutina facial que consta de tres productos: una crema hidratante facial matificante antibrillos o multiacción para piel grasa con tendencia acneica, un gel facial exfoliante y unas ampollas para pieles sensibles con activos que refuerzan la barrera cutánea. 

Desde Lidl han destacado, que gracias a este nuevo lanzamiento, se han convertido en el «primer gran distribuidor en ofrecer esta tipología de productos, siguiendo su premisa de ofrecer cosmética» y que es asequible «para todo tipo de bolsillos» porque ninguno de los tres artículos supera los 10 euros.

Los productos del supermercado se desarrollan en el laboratorio español Sanase, un laboratorio que cuenta con más de 30 años de experiencia en el desarrollo de cosmética de calidad y de tendencia.