Imagen de archivo de chica durmiendo

Prepárate para ir a dormir: el ritual clave para descansar mejor y ser más productivo

Los expertos han desvelado cuáles los trucos para conseguir dormir al instante y rendir mejor al día siguiente

Según han informado los expertos, las primeras horas de la mañana son las más productivas, puesto que cuando nos despertamos es cuando estamos más alerta y, por lo tanto, tenemos el punto más álgido la eficacia y la efectividad. 

Sin embargo, según un artículo publicado en la revista 'Sciencie' por Jefrrey J. McDonnell, prfoesor de la Universidad de Saskatchewan, en Estados Unidos, para que esto sea posible es necesario llevar a cabo una serie de medidas antes de acostarse por la noche, si estas no se hacen no se tendría la lucidez suficiente para conseguir la máxima productividad.

¿Qué medidas se deben tomar?

Según el columnista de 'Inc Magazine', Jason Aten, somos capaces de hacer más cosas en las primeras de la mañana que en el resto de día si se llevan a cabo las siguientes reglas la noche anterior:

El cerebro también tiene que dormir

«Si eres una de esas personas que no se puede dormir, ocurre principalmente por dos cosas: tienes mucho que hacer en un día o no puedes 'apagar el cerebro'. El último es el resultado normalmente de pensar en las cosas que no te dio tiempo a hacer en el día, y en las que tienes que hacer al día siguiente».

Y precisamente esto es lo contrario que se debe hacer. Alen ha compartido un truco para que nuestro cerebro deje de pensar: tener una libreta y un bolígrafo cerca para apuntar aquellas cosas que se te pasen por la cabeza. Y ha destacado la importancia de no utilizar el móvil para esto, porque tiene demasiadas distracciones. 

Rutina de noche

Es absolutamente imprescindible  tener una rutina para irse a la cama, de tal forma que el cuerpo se acostumbre a ella y se prepare de forma natural para dormir. Esta es una de las cosas más importantes, puesto que si no contamos con horas suficientes de sueño, no seremos capaces de rendir la mañana siguiente. 

«Mi rutina es la siguiente: cuando mi mujer y yo acostamos a los niños, pongo a cargar el móvil, me cambio de ropa, me lavo los dientes, hago el 'apagado de cerebro' y veo la televisión durante media hora. Después de todo lo anterior, me duermo normalmente en menos de cinco minutos cada noche», ha contado para ayudar a sus lectores a que creen la suya propia.