La pasión de los famosos por los juegos de azar

mano con dos dados al aire con unas escaleras de fondo
Muchos famosos son aficionados al casino | Cedida

 

El ocio tiene un gran valor en la sociedad actual, ya que se trata de un recurso básico para el desarrollo personal, social y económico, además de ser un aspecto importante de la calidad de vida de las personas. De esta forma, la Asociación Mundial de Ocio (Word Leisure and Recreation Association) señala que el ocio es un derecho humano básico, como la educación o la salud. Un derecho que también tienen los famosos, ya que incluso ellos tienen sus hobbies y pasatiempos. Seguro que alguna vez te has preguntado qué hacen los famosos en su tiempo libre. Hay gustos para todo, aunque los juegos de azar destacan como uno de los placeres ocultos.

El poker es el juego de cartas más popular del mundo. Un juego que siempre se ha enfrentado al eterno debate de ser considerado un deporte mental. Una batalla que ganó en 2010, cuando la Asociación Internacional de Juegos Mentales (IMSA por sus siglas en inglés) lo reconoció como un juego de habilidad, situándolo al mismo nivel que el ajedrez o el bridge. Más allá de esta polémica, el poker se ha convertido con el paso de los años en el pasatiempo favorito de los deportistas de élite. Un juego de cartas que comparte con el ámbito deportivo aspectos como la disciplina, la preparación, la competitividad o la habilidad.  De esta forma no es de extrañar que muchos rostros famosos hayan decidido probar sus habilidades con los naipes en las mesas de juego.

Gerard Piqué, futbolista del FC Barcelona, es uno de los famosos que más se ha prodigado en las mesas de poker en los últimos años. El barcelonés siempre ha mostrado su pasión por el popular juego de cartas. De hecho, el central aprovecha su tiempo libre durante el verano para participar en las World Series of Poker (WSOP), el conjunto de torneos en vivo más importantes del circuito internacional que se celebra anualmente en Las Vegas. Además, también es un asiduo visitante del Casino de Barcelona, donde el pasado mes de agosto ganó 352.950 euros en el evento 25 High Roller del EPT Barcelona tras quedar segundo clasificado. Una competición en la que también participó su compañero de equipo Arturo Vidal, que terminó en la quinta posición y se embolsó 134.460 euros.

Gerard Piqué, futbolista del FC Barcelona
Gerard Piqué, futbolista del FC Barcelona | CEDIDA

Rafa Nadal es otro de los rostros famosos que han reconocido su pasión por el poker. El tenista español considera que existe una gran similitud entre el tenis y el juego de cartas, ya que en ambos casos hay que tener autocontrol en todo momento y mostrar agresividad cuando llega el momento de serlo. El manacorí se inició en el póker online en el año 2010, mientras que dos años después debutó de forma presencial en el Charity Challenge de Praga, torneo de poker en vivo que pertenece al European Poker Tour (EPT). A pesar de su inexperiencia, el balear se proclamó campeón en la capital de la República Checa derrotando a jugadores profesionales del nivel de Daniel Negreanu. Una pasión por el juego de cartas que exhibe cada verano en su casa de Mallorca, donde organiza timbas con sus amigos.

Famosos aficionados a los casinos

Alaska y Mario, una de las parejas más mediáticas de España, se casaron el 29 de noviembre de 1999 en Las Vegas. La capital mundial del juego fue testigo del ‘sí quiero’ de la pareja de artistas, que siempre ha mostrado su fascinación por la ciudad estadounidense. Sin ir más lejos, ambos han querido recrear en el salón de su casa el ambiente del Pepermeal, famoso local que conocieron durante su viaje de novios. En cualquier caso, Alaska y Mario son grandes aficionados a los casinos, donde pasan su tiempo libre disfrutando del bingo y los juegos de azar. Un hecho que se pudo comprobar en uno de los capítulos del reality sobre su vida, en el que celebraron el cumpleaños de América, la madre de Alaska, en el Casino Gran Vía, establecimiento de juego situado en el corazón de Madrid.

Alaska y Mario Vaquerizo en una mesa de un bar
Alaska y Mario, una de las parejas más mediáticas de España | INSTAGRAM

 

Fernando Alonso, considerado el mejor español de la historia de la Fórmula 1, también se ha dejado ver en las salas VIP de algunos de los casinos más prestigiosos del mundo. El piloto asturiano suele aprovechar sus días de descanso para disfrutar de los juegos de azar, especialmente de modalidades como el blackjack o el poker, en el Casino Bellagio de Las Vegas, aunque siempre apostando con fichas pequeñas. Una pasión por los juegos de cartas que se remonta a 2006, cuando comenzó a participar en las timbas de poker que organizaba el piloto polaco Robert Kubica. De hecho, Alonso estrenó un casco en el año 2008 con una pareja de ases en la parte trasera en alusión a los dos títulos mundiales que conquistó en 2005 y 2006.

La historia de la familia Pelayo

Gonzalo García Pelayo es uno de los rostros famosos más conocidos en los establecimientos de juego. El locutor de radio, productor musical, presentador de televisión y tertuliano causó auténtico terror en los casinos de todo el mundo jugando a la ruleta, una de las modalidades que se pueden encontrar actualmente en cualquier casino online en español, durante la década de los años 90. Una historia fascinante de la que se han escrito libros, artículos e incluso ha servido para filmar una película, The Pelayos (2012). El madrileño ganó más de 200 millones de pesetas (unos 1,2 millones de euros) tras desarrollar un sistema pionero basado en conceptos físicos y matemáticos que explotaba las imperfecciones físicas de las ruletas de la época.

Gonzalo García Pelayo, empresario madrileño
Gonzalo García Pelayo, empresario madrileño | CEDIDA

 

El empresario madrileño, uno de los impulsores de la música de los años 70, organizó a los miembros de su familia para conquistar los casinos más prestigiosos del panorama nacional, especialmente en el Casino Gran Madrid. Además, la familia Pelayo también dio el salto internacional, primero en los establecimientos de juego más importantes del continente europeo (Austria, Dinamarca y Holanda), y posteriormente en la capital mundial del juego, Las Vegas. La ciudad estadounidense fue el escenario de las últimas partidas a la ruleta de Gonzalo García Pelayo, unos de los famosos que marcaron la historia de los juegos de azar


Comentarios

envía el comentario