Detalle del logotipo luminoso de H&M

Espectacular: H&M tiene el vestido de invitada que nos ha robado el corazón

Siéntete como una princesa luciendo esta prenda

El veranolas bodas   invitadasel vestido ideal

El vestido de H&M

H&M lo sabe y nos ha querido facilitar el trabajo con un  vestido de invitada de boda  espectacular que nos hará ser la protagonista de nuestro propio cuento. ¿Estáis preparadas para quedaros boquiabiertas?

Concretamente la propuesta de la firma de ropa es un  vestido largo en  ‘satin duchesse’ con un ligero drapeado y brillo. El modelo posee unos tirantes spaghetti ajustables y extraíbles y un corsé que se caracteriza por unas varillas en la parte posterior, en los laterales y un borde de silicón en la sección superior para que todo permanezca en su lugar.

Además, la prenda presume de un  escote en V  al frente con paneles de soporte que ayudan a mantener la forma a la vez que nos remite al estilo georgiano de 1780, sobre todo, en la falda asimétrica  con cola y el suave  'falso trasero' que crea.

El vestido de color azul petróleo, uno de los tonos insignia de las  invitadas de boda  con más estilo, realza la parte del busto  gracias al corsé, dejando un lado su tejido de ‘satin duchesse’, una tela que carga a sus espaldas una historia llena de un número inmenso de duquesas y princesas que lo han utilizado.

La era georgiana

Durante la era georgiana los vestidos diseñados para las jóvenes eran de estilo casero simples hasta que se pusieron de moda estos tipos de vestido a finales del siglo. Estas prendas acostumbran a ser un  'redingote' o abrigo de montar  modelado sobre el abrigo que solían llevar los hombres.

La cintura se volvió más corta y el busto acolchado con un pañuelo de bufón de muselina, las caderas con un 'trasero falso'. La tela acostumbraba a ser de  lana, algodón o lino, ya que se habían convertido en materiales en tendencia, mientras que  las sedas se utilizaban por la noche, porque los anchos solo se usaban para la corte.

En este vestido de H&M, a diferencia del busto acolchado con un pañuelo, se ha utilizado un  corsé, pero aun así podemos ver claramente  la tela de satén y el ‘trasero falso’ en la prenda muy característico de la época.

Esta maravillosa pieza cuesta 100 euros que si te animas a comprarlo y tienes pensado lucirlo en la próxima boda en la que reclamen tu persona debes tener una cosa clara: El vestido es el  único protagonista de tu 'look' de invitada  por lo tanto solo necesitarás unas sandalias sencillas para estar de escándalo y abrir bocas con tu 'outfit' de 10.