Una pescadería con una bolsa llena y dos manos a la vista

El mejor pescado que puedes comer está en tu supermercado y gusta a casi todo el mundo

Te desvelamos cuál es la mejor opción para comer pescado

El pescado es uno de los alimentos más populares hoy en día, y gana cada vez más presencia en nuestras mesas. Algunos lo comen por sus grandes beneficios nutricionales, mientras que otros optan por él por tratarse de una opción más saludable que la carne. También están los que comen pescado porque les encanta su sabor y textura.

A la hora de escoger el pescado que vamos a comer, es necesario hacerlo bien. Existen opciones muy saludables, como es el caso del pescado rico en ácidos grasos como el Omega 3, que cuida de nuestra salud

La importancia del Omega 3

El Omega 3 tiene muchas funciones en el corazón, los pulmones y el sistema inmunológico. Los ácidos del grupo Omega 3 no los produce nuestro organismo en grandes cantidades, pero son esenciales para su correcto funcionamiento.

Por ello, debemos aportarlo nosotros con una buena alimentación. Incorporar Omega 3 en nuestra dieta nos permite prevenir muchas enfermedades y aumentar el colesterol bueno. Además, nos ayuda a controlar el llamado colesterol malo, que obstruye nuestras arterias.

Son muchos los alimentos que consumimos habitualmente que contienen Omega 3 y no lo sabemos. Una de las opciones más sabrosas es conseguirlo mediante el consumo de pescado.

 

¿Cuál es el mejor pescado?

Aunque a priori puede parecer difícil introducir alimentos ricos en Omega 3 en nuestra dieta, en realidad no lo es. Podemos encontramos grandes cantidades de estos ácidos en el pescado azul. El atún, el bonito y las sardinas son tres de los alimentos más ricos en estos ácidos, tan esenciales para nuestro organismo.

sardinas a la brasa en un plato blanco con un limón
Las sardinas son un alimento con alto contenido en Omega 3 | Getty Images

El pescado azul también tiene mayor porcentaje de grasa que el pescado blanco. Normalmente ronda entre el 5% y el 15%, mientras que en el caso del pescado blanco este porcentaje varía del 1 al 3%. El pescado azul también nos deja con mayor sensación de saciedad y ayuda a un buen funcionamiento de nuestras hormonas.

El mejor pescado, que gusta a todo el mundo

Ahora bien, si hay un pescado muy fácil de conseguir y que nutricionalmente se puede considerar un superalimento, este es el salmón. El salmón es el pescado más fácil de conseguir en cualquier supermercado, y además es muy popular y gusta a casi todo el mundo, incluso a los niños.

La grasa de este pescado tiene muchas vitaminas liposolubles como la vitamina A. Esta vitamina ayuda al mantenimiento, crecimiento y reparación de las mucosas y la piel.

También nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmune contra infecciones. La vitamina D, también presente en el salmón, regula el calcio y nos ayuda a absorberlo y fijarlo en nuestros huesos.

salmón a la plancha con limones, especias y hierbas
El salmón puede ser un gran aliado para nuestra dieta | Getty Images

 

Somos muchos los nutricionistas que recomiendan consumir salmón entre una y tres veces a la semana. Estas raciones nos aportan dos o tres gramos de Omega 3 que necesita nuestro cuerpo. Para complementarlo, tenemos a nuestro alcance otras opciones, como el aceite de oliva, los frutos secos y el aguacate.

¿Cuánto Omega 3 debemos consumir?

Los nutricionistas coinciden en que los ácidos grasos de Omega 3 tienen multitud de beneficios para nuestro cuerpo. Ayudan a reducir las inflamaciones y, de no consumirlos, nos arriesgamos a sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Personas comiendo pan, aguacates, verduras y más en una mesa grande con unas flores decorativas
Es importante incorporar el Omega 3 en la dieta de nuestras familias | Getty Images

 

Lo ideal sería que una persona adulta coma alrededor de 226,80g a la semana. Esto serían más o menos dos porciones de pescado azul a la semana. En el caso de las mujeres embarazadas, esta cantidad sube hasta los 340,20g.

Los expertos en nutrición aconsejan aumentar la ingesta de ácidos grasos con la edad. En el caso de los niños, esto resulta especialmente importante, ya que se encuentran en crecimiento y necesitan reforzar su alimentación. El Omega 3, en definitiva, es un gran aliado para niños y adultos, y el salmón es una de las mejores opciones para conseguirlo.