App GRATIS:

📱No te pierdas tus noticias favoritas, bájate gratis la App de España Diario pinchando aquí, y las tendrás a un solo click. Te esperamos!

Esta es la mejor música para hacer ejercicio según la ciencia

El ritmo de las canciones afecta a la frecuencia cardíaca y el esfuerzo

Mujeres haciendo estiramientos
Tu frecuencia cardíaca puede aumentar o disminuir según el tipo de música que escuchas, y lo mismo pasa con el esfuerzo | iStock

La música y el deporte muchas veces van de la mano. Nos motiva, hace que sigamos un ritmo, nos distrae y hace que los ejercicios sean más amenos. En cualquier clase dirigida es un elemento importante, pero en algunas en concreto es totalmente esencial. Por ejemplo en spinning se parte de las canciones para realizar las clases, y qué decir de aeróbic o zumba.

Pero además de las clases dirigidas, también en las actividades individuales escuchar música se ha convertido en algo muy común. Esa es, de hecho, una de las razones por las que cada vez más personas utilizan los auriculares inalámbricos, y es que haciendo ejercicio se convierten en la opción más cómoda.

‘Frontiers in Psychology’ ha publicado una investigación con los resultados del análisis del efecto que tiene el ritmo de una canción en las personas que hacen ejercicio. Los participantes del estudio se dividieron en dos grupos: unos ejercitaron la resistencia caminando y otros hicieron ejercicio de alta intensidad con prensa de piernas. Todos hicieron sesiones en silencio y escuchando música pop en diferentes tempos.

El ritmo de la música es esencial para hacer ejercicio

Al analizar la frecuencia cardiaca y las opiniones de los participantes se llegó a la conclusión de que el esfuerzo era menor al escuchar música y la condición física mejoraba. El profesor Luca P. Ardigò ha explicado que descubrieron que «escuchar música de alto ritmo mientras se hacía ejercicio resultó en una frecuencia cardíaca más alta y el esfuerzo percibido más bajo en comparación con no escuchar música».

Ha destacado también que el cambio fue mayor en los voluntarios que hicieron actividad de resistencia, por lo que se puede deducir que la música de alta intensidad es beneficiosa sobre todo para hacer actividades de cardio.

También ha añadido que en un futuro les gustaría investigar cómo afectan otras características de la música, más allá del ritmo. «En el estudio actual, investigamos el efecto del ritmo de la música en el ejercicio, pero en el futuro también nos gustaría estudiar los efectos de otras características de la música, como el género, la melodía o la letra, sobre la resistencia y el ejercicio de alta intensidad».


Comentarios

envía el comentario