Museo Thyssen

Las mascarillas más artísticas las ha creado el Museo Thyssen

Inspiradas en algunos de sus cuadros más icónicos

El Museo Thyssen Bornemisza tuvo que cerrar en marzo, al igual que el resto de museos y centros, y no pudo abrir hasta junio. Aprovecharon esa época para hacer charlas sobre arte y enseñar algunas de sus obras y curiosidades de la colección. Además, también dedicaron tiempo a adaptarse a las nuevas medidas requeridas por las autoridades, y entre ellas destaca la de crear mascarillas.

Desde el museo han confeccionado una colección inspirada en algunos de los cuadros de los grandes nombres de la pintura que cuelgan en sus salas. Aprovechando tonos intensos y vitalistas de las obras de arte, el color vibra en el rostro con lienzos muy reconocibles.

Mascarillas a partir de cuadros

Mascarillas del Museo Thyssen con diseños de cuadros
Las mascarillas del Museo Thyssen están inspiradas en algunos de sus cuadros más icónicos | Museo Thyssen · Creación propia

Mascarillas con la imagen de un cuadro de Delaunay, Rothko, Mondrian o Renoir son algunas de las opciones que el museo ha puesto en marcha. Una iniciativa en la que también se pueden encontrar dos modelos infantiles inspirados en el cuadro "El siglo XX", de Sándor Bortnyik y en "Bodegón con dado, 1923, 22" de Paul Klee, piezas todas ellas que forman parte de la colección del museo madrileño.

Teniendo en cuenta que los sanitarios no recomiendan guardar las mascarillas en bolsas de plástico para evitar el desarrollo de hongos, estos originales modelos incluyen una pequeña bolsa de tela para su transporte y conservación.

Tejido homologado

Según explican fuentes del museo, el tejido de la mascarilla ya está «preparado y homologado» de manera que no necesitan filtro, ya que se trata de un tejido con acabado antimicrobial y antibacterial homologado 100 Class 2, y que no irrita en contacto con la piel, de especificación UNE 0065:2020.

No es la primera ver que el Thyssen aprovecha sus cuadros para hacer complementos. Ya tienen paraguas, blusas, pañuelos e incluso pendientes inspirados en ellos o en los que aparecen. De esta manera permiten dar a conocer sus tesoros y que estos viajen y salgan de las paredes del museo.

Las mascarillas, al igual que el resto de complementos, se pueden adquirir tanto a través de la página web como de la tienda física del museo.