Foto de archivo de mujer con melena larga tocándose el pelo

Mascarilla casera para reparar tu cabello en pocos minutos

En verano el pelo se estropea más de lo normal. Los rayos de sol y los químicos de las piscinas o la sal del mar son los principales causantes. En muchos casos se queda apagado, sin luz y muchísimo más seco, por lo que tenemos que hacernos un tratamiento posterior para recuperar todo lo perdido.

Pero... ¿no sería mejor evitar llegar a este punto? Pues sí, claro que sí, por eso es esencial proteger el pelo en verano y cuidarlo para que se mantenga sano y bonito. Además de múltiples productos para este fin, existen mascarillas caseras que puedes hacer tú misma en casa y que tienen resultados excelentes.

Mascarilla con aloe vera, miel y aceite de argán

La mascarilla casera de la que os hablamos hoy es específica para reparar el cabello. Desde la primera aplicación notarás muchos cambios, pero para poder mantener el pelo suave y genial debes aplicártela una vez por semana. Se hace a partir de solamente tres ingredientes: aloe vera, miel y aceite de argán.

El aloe vera es perfecto para nuestro cabello, ya que ayuda a prevenir su caída, lo rejuvenece y lo hidrata en profundidad. La miel ayuda a fortalecer el cabello, evita las puntas abiertas y lo nutre. Por último, el aceite de argán ayuda a suavizar el cabello, hidratarlo y regenerarlo.

Para conseguir la mascarilla solo debemos poner los tres ingredientes en una batidora. En el caso del aloe vera, la parte que nos interesa es la pulpa, así que tendremos que extraerla toda. Se debe triturar todo muy bien hasta que quede una mezcla homogénea. Debido a la textura viscosa del aloe vera, la mascarilla no quedará del todo líquida, sino más unida.

Cuando tengamos la mezcla la extendemos por todo el pelo, en especial en las puntas, y la dejamos actuar durante media hora o cuarenta minutos. Si quieres potenciar los efectos puedes ponerte una toalla tipo turbante o un gorro de ducha. Transcurrido este tiempo, enjuagamos nuestro cabello como haríamos normalmente.

Como hemos comentado, desde la primera aplicación ya se notan los resultados, pero si queremos prolongar estos efectos debemos utilizarla una vez a la semana.