Hombre con traje negro de espaldas hablando por el móvil

La llamada que no debes coger nunca entre las 4 de la tarde y las 11 de la noche

Si descuelgas, puedes ser víctima de una estafa

Empieza a ser más recurrente de lo que parece el hecho que recibamos llamadas a nuestros teléfonos que pueden hacernos caer en una peligrosa estafa que se aprovecha del temor que tenemos todos a que le pueda pasar algo a un ser querido. 

La Policía Nacional ha lanzado en más de una ocasión advertencias sobre estas prácticas por parte de delincuentes que intentan cogernos con la guardia baja para intentar estafarnos y sacando el dinero. Y hay un número de teléfono concreto con el que hay que tener especial cuidado, sobre todo si vemos que recibimos una llamada en un parte del día concreta, aquella que va de las cuatro de la tarde a las once de la mañana. 

Según ha explicado el Cuerpo Nacional de Policía, hay que prestar especial atención a las llamadas que provengan de un número de teléfono que empiece por el prefijo 0056. Se repiten los intentos de un engaño muy peligroso en los últimos meses en nuestro país. 

Y es que si atendemos la llamada y le seguimos la corriente a la persona al otro lado del teléfono este intentará convencernos de que un miembro de nuestra familia corre peligro. Nos amenazará conque o bien nuestro hijo o nuestra pareja está siendo retenido y amordazado. Y no les basta con eso, ya que amenazan con acabar con su vida si no accedemos a pagar un rescate de manera inmediata en el número de cuenta que nos facilitan. Es lo que la policía llama 'secuestros virtuales'

Cómo funcionan estos 'secuestros virtuales'

Ya hemos comentado que la Policía Nacional hace un llamamiento claro a no descolgar si se recibe una llamada con el prefijo 0056. Este proviene de Chile y se ha convertido en una práctica habitual entre los delincuentes de ese país estos intentos de estafa telefónica en nuestro país, una más de las muchas existentes y con la que hay que ser precavido. 

Pero está es especialmente peligrosa, porque el objetivo es poner nervioso a la víctima que en muchos casos acaba creyendo lo que le están explicando por teléfono, ya que los teóricos secuestradores se muestran muy convincentes. Intentan dar todos los detalles posibles para dejar claro que nuestro familiar así retenido contra su voluntad

Y no solo eso, son muy insistentes para conseguir su objetivo, que es obtener nuestro dinero. Muchas veces pueden empezar con cantidades importantes como 10.000 euros, pero no dudan en rebajarla si es necesario. Se han dado casos en que se han conformado con 200 euros. 

Esta es una práctica que está al alza en nuestro país, como muestra el Sistema Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior. Así en los últimos cinco años se habrían registrado 1.474 denuncias por este tipo de delito, además de las muchas que no se habrán denunciado. Por eso la Policía lanzaba un mensaje clave: «¡Que no te engañen! Te llaman por #teléfono para hacerte creer que tienen secuestrado a un familiar. Por muy realista que suene, mantén la calma y no cedas al chantaje».

El testimonio de una de las víctimas de este timo

Y las víctimas confirman que si no vamos con cuidado, cualquiera puede caer en la trampa. Es el caso de Susana, que explicaba su caso en el diario 'La Razón'. Una mañana de agosto fue cuando recibió la llamada. En ella le pedían 5.000 euros si quería volver a ver a su hijo con vida. Dio la casualidad que aquel día se retrasó un poco volviendo de jugar con unos amigos. 

Todo quedó en un susto, porque entro en casa unos minutos después, pero Susana estuvo a punto de hacer el pago. «Le oía gritar, mientras me pedían que pagase 5.000 euros por no cortarle la oreja», aseguraba que escuchaba al otro lado del teléfono.