Un grupo de personas entrando en una tienda Lidl

Alertan de una nueva estafa: Se hacen pasar por Lidl para quedarse con tu dinero

Los ciberdelincuentes utilizan una técnica muy conocida. Te contamos cómo no caer en la trama (y qué hacer si ya lo has hecho)

Los estafadores virtuales no descansan nunca y, desde que comenzó la pandemia hace casi un año, los intentos de estafa han aumentado.

En la mayoría de ocasiones, los estafadores se hacen pasar por grandes empresas para ganarse la confianza de las víctimas y, así, hacerse con sus datos personales y bancarios y poder robarles dinero. 

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero hay una infinidad de intentos de estafa virtual, y estas prácticas se conocen como ‘phishing’. Si bien es cierto que cada vez hay más conciencia de lo que son este tipo de estafas y cuáles son las claves para no caer en ellas, hay algunas que son bastante reales y que utilizan un gancho potente para hacerse con la atención de las personas. 

Muchas de estas veces, las empresas por las que se hacen pasar son supermercados conocidos. Y, esta vez, le ha tocado a Lidl y a su robot de cocina. 

Lidl no da robots de cocina por puntos de fidelización

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) ha alertado sobre la detección de una campaña de envíos de correos electrónicos que utilizan el cebo para poder conseguir un robot de cocina de Lidl por un precio muy asequible.

Esta campaña se hace pasar por el supermercado alemán y utiliza la técnica ‘spoofing’ (es decir, suplanta la identidad de una empresa o persona de confianza). 

El correo electrónico cuenta con un enlace a una página web que es fraudulenta y cuenta con un formulario que hay que rellenar para, supuestamente, hacerse con el robot de cocina de Lidl

En este correo se puede leer que, supuestamente, el cliente al que va dirigido cuenta con puntos acumulados y que, tras rellenar un formulario, podrá canjearlos y hacerse con el robot de cocina por muy poco dinero.

En este formulario debes poner tanto tus datos personales como los bancarios para así poder robar a las víctimas.

Según informa la Incibe, el correo en cuestión cuenta con el asunto ‘[Notificación] - Cita 19/0272021: Nombre del destinatario’. No obstante, el centro tampoco descarta que se está distribuyendo el mismo correo con diferentes asuntos. 

¿Qué pasa si he caído en la estafa?

Si has rellenado el formulario y cedido tus datos a los ciberdelincuentes, el  Instituto Nacional de Ciberseguridad aconseja contactar con la entidad bancaria cuanto antes para contarles lo sucedido e intentar solucionar el problema. 

Los expertos también aconsejan estar atentos a la información que se publica sobre ellos en la red, para así enterarse si los datos cedidos, que son privados, se utilizan sin consentimiento.  

Cómo evitar caer en la trampa

Hay numerosos factores que indican que el correo en cuestión es un intento de estafa. Si bien es cierto que normalmente miramos con prisas los correos electrónicos y pasamos por alto muchos detalles, es importante prestar atención a algunos de ellos para evitar situaciones peligrosas. A continuación, os detallamos algunos puntos que se pueden ver en este correo en cuestión. 

  • El correo que se utiliza no es oficial de Lidl. Este tipo de mensajes suelen enviarse desde correos electrónicos que no son oficiales, debes permanecer atento a esto. 
  • Faltas de ortografía  o gramaticales. Si ves que el cuerpo del correo no es profesional, tiene faltas de ortografía o errores gramaticales (como, por ejemplo, empezar las frases en minúscula), no debes fiarte. Seguramente esto sea debido a que están traducidos de otro idioma. Además, normalmente, este tipo de estafas se dirigen a los usuarios de forma genérica. 
  • Fíjate en las  fechas  en las que, supuestamente, se acaba el plazo para pedir el producto. Este tipo de estafas presionan a la víctima para que no piense en si se trata de un mensaje fraudulento y no reaccione a tiempo. Cuando se indica que el tiempo se acaba dentro de muy poco, nuestro instinto es acceder ‘para no quedarnos sin esta gran oportunidad’. Ojo con esto. 

Los consejos de los expertos

La  Oficina de Seguridad del Internauta  también ha publicado una serie de consejos que se deben tener en cuenta para evitar caer en este tipo de estafas.

  • No confíes en los correos electrónicos de usuarios desconocidos y elimínalos de la bandeja de entrada. 
  • No contestes a estos correos. 
  • Actualiza tu antivirus y tu sistema operativo de forma constante.
  • No facilites tus datos personales y lee los textos legales. 
  • Desconfía de las promociones online en las que te pidan tus datos personales. 

En caso de duda de si se trata de una estafa o no, una buena opción es ponerte en contacto con la supuesta empresa (en este caso, Lidl) para averiguar si se trata de un correo verídico o con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) y la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI).