ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Bikini de María Pombo

Cómo lavarte el pelo después de la playa y piscina para que no se dañe

Evita la rotura y sequedad del cabello provocada por la sal y el cloro

En épocas normales los expertos recomiendan lavarse el pelo una vez cada 2 o 3 días, algo que es muy difícil de mantener en verano, ya que nos bañamos en playas y piscinas. El exceso de lavados puede dañar el cabello, pero también lo dañan mucho el agua salada y el cloro.

Es por eso que es esencial que, después de playa o piscina, te aclares el pelo. En muchas ocasiones con solo un aclarado de agua no es suficiente, ya que pueden mantenerse partículas que sigan dañando el cuero cabelludo o tu cabello, y para evitarlo deberás lavártelo siguiendo estos consejos.

Trucos para lavar tu pelo en verano

Protectores de cabello

Antes de cualquier consejo para lavar el pelo, es muy importante que sepas protegerlo. Los protectores específicos para verano no solo evitan que se dañe con los rayos de sol, sino también con la sal y el cloro. Actúan como pantalla protectora y serán un básico que deberás aplicarte antes de salir de casa y después de cada baño o, en caso de no bañarte mucho y estar muchas horas, pasado cierto tiempo.

Agua templada

Para las duchas veraniegas normalmente optamos por un agua mucho más fría que en invierno y pensamos que es muy beneficioso para el cabello, ya que siempre nos han dicho que lo deja más brillante. Lo cierto es que el agua caliente irrita el cuero cabelludo y disuelve los lípidos que recubren las cutículas, haciendo que el pelo quede más áspero y mate. Pero el agua muy fría es menos efectiva que la templada para eliminar la grasa. Por eso debes encontrar una temperatura media que consiga que el pelo se vea bonito y esté limpio.

Combinar distintos champús

Siempre se ha dicho que el cabello se 'acostumbra' a los champús, y luego no son tan efectivos. Esa afirmación no es del todo cierta y se tendría que matizar mucho, pero sí que es verdad que la utilización de un solo champú no es lo más recomendable. ¿Por qué? Pues porque tenemos diferentes necesidades, y no hay un champú que las cubra todas.

Lo mejor es utilizar normalmente un champú neutro, como el champú Zero de Mercadona, y combinarlo puntualmente con otros específicos para nuestras necesidades, como los anti caspa, alisadores, para rizos perfectos o reparadores. Y en verano son especialmente recomendables los protectores, como el champú de Kerastase SOLEIL bain après-soleil.

Mascarilla y sérum

No podemos dejar de recomendar que estos champús se combinen también con mascarillas y sérums para que el efecto sea todavía mejor. De nuevo se deberá optar por protectores del cabello en verano. Una opción genial en cuanto a mascarilla es dejarla actuar mientras vamos a la playa o piscina. Antes de salir de casa nos la ponemos y la dejamos todo el rato. Cuando nos queramos bañar nos enjuagamos en la ducha más cercana y veremos como, con el rato que ha estado y el calor, el efecto es todavía mejor.

Masajear el cuero cabelludo

Para eliminar todos los residuos de sal o cloro deberás masajear bien el cuero cabelludo, pero nunca con demasiada fuerza. Si frotas con mucha intensidad activarás las glándulas sebáceas y tu pelo puede verse graso. Para evitarlo debes masajear suavemente con movimientos circulares. En la parte baja del cabello sí que puedes hacerlo de forma más fuerte.

Evitar secadores y planchas

Los secadores y planchas dañan mucho el pelo y eso lo sabemos todas. Existen múltiples productos protectores del calor que son muy recomendables cuando el uso de estos utensilios es indispensable, pero en verano, ya que podemos, es mejor evitar utilizarlos en la medida de lo posible. Eso sí, tampoco es recomendable irse a dormir con el pelo mojado, ya que, además de constiparnos, podríamos desarrollar hondos en el cuero cabelludo. Por eso deberás ducharte siempre con el suficiente tiempo como para que se seque al aire libre o, si no, darle un toque de calor con el secador para acabar de eliminar la humedad.