Una noia passa per davant d'una de les botigues de Bershka a Madrid

Inditex, peor que nunca: Cientos de sus tiendas desaparecerán ya mismo. ¿Cuáles son?

El grupo textil ha apostado por echar el cierre a más de mil tiendas en todo el mundo

Inditex continúa con la transformación de sus tiendas. Cada vez ocupan edificios con mayor superficie comercial, situados en puntos estratégicos. El grupo que dirige Pablo Isla cerrará  más de 250 tiendas en España hasta 2021.

Las marcas más afectadas por los cierres serán Berskha, Massimo Dutti y Pull&Bear. El motivo es que se trata de establecimientos cuya venta se puede recuperar en tiendas cercanas o a través del canal online. Estos cierres forman parte de un plan que acabará con más de un millar de tiendas alrededor de todo el mundo.

Bershka es la segunda mayor cadena de Inditex, por detrás de Zara y Zara Home. A finales de 2019, ésta contabilizó unas ventas superiores a los dos millones de euros y un beneficio antes de impuestos de casi 350 millones de euros.

Por su parte, Massimo Dutti registró ventas de casi dos millones de euros y gano más de 282 millones de euros.

Plan de ajuste por la pandemia

A pesar de sus ganancias, por primera vez en la historia, Inditex ha presentado pérdidas durante el primer trimestre de 2020. Estas ascienden a casi 410 millones de euros por culpa de la crisis sanitaria que está asolando al mundo entero. Por este motivo el gigante textil ha optado por hacer un ajuste en su red de distribución.

Aunque haya cierres, Inditex no planea despedir a nadie. Su objetivo es ofrecer nuevos puestos de trabajo a los empleados de las tiendas que echen el cierre.

El gigante textil busca impulsar la digitalización de las tiendas y que las ventas por internet ganen peso. Su objetivo es que el canal online pase a representar un cuarto de su facturación.

Para ello, Inditex implantará novedades tecnológicas. Una de ellas será la reserva de probadores a través de una aplicación, así como la localización de las prendas dentro de una tienda.

Además, se permitirá comprar online en un establecimiento concreto. Lo que supone una actualización de prendas en tiempo real y una buena coordinación del stock entre la tienda y la aplicación.

Para llevar a cabo todos estos cambios, Inditex invertirá 2700 millones de euros. 1000 para impulsar la actividad online y el resto para actualizar la plataforma integrada de tiendas.