Fotografía de comercios cerrados

La conocida empresa española que cerrará la mayoría de sus tiendas

La empresa plantea despedir a 125 personas de las 144 que tiene en plantilla en España (es decir, al 87% de sus trabajadores)

La pandemia de coronavirus ha afectado a casi todos los ámbitos de nuestra sociedad, así como a la economía. Dos de los ámbitos más afectados son la restauración y el comercio. Y es que, desde que se empezaron a establecer restricciones para frenar la expansión del virus, muchas empresas han bajado sus ventas, no pueden asumir los gastos e incluso plantean cerrar sus locales y despedir a personal. 

Este es el caso de Imaginarium, la tienda de juguetes que nació en Zaragoza. Según recoge el medio ‘Heraldo Aragón’,  Imaginarium ha iniciado una negociación del ERE, en el que se planea despedir a 125 personas de una empresa de 144 en España.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Actualmente,  Imaginarium cuenta con un total de 53 tiendas que están situadas en España, Portugal y México, pero parece ser que este número va a bajar pronto. 

Según explica CC.OO., esto supondría cerrar la gran mayoría de las tiendas de España. «Estamos tratando de que la empresa sobreviva pero ya no tenemos ingresos para pagar la Seguridad Social» explicaba el presidente y CEO de la compañía, Federico Carrillo. 

Solo abrirán las tiendas rentables

«Hemos estado pagando durante meses las nóminas del personal de tiendas que no eran rentables y ya no podemos seguir soportando esos salarios. Así que las tiendas que no sean rentables no seguirán» afirmaba Federico Carrillo, según recoge ‘Heraldo Aragón’

«El ERE planteado no es sino el resultado de que tengamos que cerrar las tiendas. No podemos estar ganando 20 euros al día y sosteniendo salarios de 20 euros la hora» continuaba explicando el presidente de Imaginarium, para después admitir que se han gastado ya «todos los ahorros».

Después de explicar que se había dejado «alma, vida y corazón en mantener  Imaginarium», admite que, ahora mismo, solo se puede mantener si se conservan abiertas las tiendas que son rentables.

Carrillo también explicó que 2020 ha sido un año horrible, con confinamientos y restricciones y limitaciones para el comercio. Según explica, no fue de ayuda «el hecho de tener que seguir pagando los salarios aunque mucho de nuestro personal estuviera en sus casas». En el mes de septiembre, la empresa solicitó el preconcurso, tras haber invertido hasta 23 millones de euros para que la empresa siguiera. 

CC.OO. Aragón: «Falta mucha información» 

Por su parte, CC.OO. también ha dado su punto de vista, según recoge 'Heraldo Aragón'. Según explica Marta Laiglesia, secretaria general de la Federación de Servicios de CC.OO. Aragón, en la primera reunión para negociar el nuevo ERE, lo único que les dijeron es que «tal vez podrían mantener abiertas cinco tiendas en España, sin concretar siquiera si alguna de ellas estaría en Zaragoza».

Según la sindicalista, es «prácticamente imposible pensar que un negocio pueda salir adelante con una estructura de personal tan débil, de apenas 19 personas que quedarían después del ERE».

Por otra parte, en cuanto al pago de finiquitos e indemnizaciones, desde CC.OO. Aragón le preguntaron al responsable de tiendas y fianzas de la empresa  Imaginarium  si podrían asumir este coste, a lo que él contestó «vamos a intentarlo».

Marta Laiglesia recuerda que eso fue lo que pasó en el anterior ERE, (en el mes de agosto hubo 108 despidos), y finalmente tuvo que asumir el coste Fogasa. Por su parte, la sindicalista también insiste en que los responsables de Imaginarium no explicaron si pagarían las nóminas de enero y febrero.

«Falta mucha información» admitía, haciendo hincapié en que ni siquiera saben la fecha en la que volverán a reunirse y explicando que no es bueno que digan que se encuentran en la misma situación que en agosto después del ‘Black Friday’ y la campaña de Navidad. 

«¿De dónde voy a sacar el dinero?»

Por su parte, Carrillo explicó que meses atrás habían negociado con un inversor la inyección de 5 millones (3 de ellos convertibles), pero finalmente no fue así: «con su decisión sufrimos terriblemente porque dejamos de recibir esos 2 millones y encima hubo que devolver tres».

Según él, esto sumado a su inversión junto a los socios y las restricciones del coronavirus les habría llevado a no poder asumir el pago de la indemnización «ya me gustaría poder decir otra cosa pero, ¿de dónde voy a sacar el dinero?» explicaba Carrillo. Finalmente, Imaginarium solicitó preconcurso de acreedores.