Un ordenador con estadísticas

Fondo Indexado o Fondo índice: ¿Qué es y cómo funciona?

Plazos, ganancias, costos, riesgos... Todas las respuestas sobre los fondos indexados

Es muy probable que hayas escuchado alguna vez los términos fondo de inversión o fondo indexado, pero no acabes de entender exactamente en qué consisten o simplemente no creas que sea algo para ti.

Si al oír sobre estos temas pasaste de largo sin prestar atención, es normal que estas palabras te parezcan jeroglíficos. Pero si te interesa generar más ingresos o hacer rendir mejor tus ahorros, es muy probable que te interese saber más sobre fondos indexados o fondos índice.

Para empezar, debes saber que son dos términos distintos, pero se trata de un mismo concepto. Un fondo indexado es exactamente la misma cosa que un fondo índice.

Los expertos que trabajan en interpretar los principales índices bursátiles del mundo, saben aprovechar muy bien las oportunidades para vender y comprar acciones de empresas para generar rentabilidad. Por eso, invertir en un fondo indexado te permitirá beneficiarte de los intereses que obtienes a partir de tus ahorros.

El fondo indexado trabaja por una pequeña comisión   que no supera el 0,50% y consiguen que la cifra se multiplique sin tener que mover un solo dedo.

Pero esto no se debe hacer a la ligera. Hay algunos aspectos imprescindibles de tener presentes antes de invertir en fondos indexados:

  • Cuál es el riesgo dispuesto a asumir. Es importante saber que cuando se invierte en mercado bursátil, existen buenas posibilidades de incrementar la inversión, pero también está presente el factor riesgo. Se debe verificar con qué tipo de empresas y bróker trabaja el fondo escogido y chequear con qué índices se maneja para saber si realmente se está replicando   igualando o no. También se debe revisar el ‘tracking’ del fondo para confirmar que tiene un valor lo más cercano posible a cero para ser fiable.
  • Cuál es el objetivo real de ganancias. El fondo indexado se maneja bajo la modalidad de la llamada gestión pasiva. La gestión pasiva proporciona ganancias más modestas, pero más seguras que la gestión activa.
  • Qué plazo aceptar para poder obtener las ganancias. Hay otro tipo de inversiones cuyo lapso de espera para percibir los réditos de capital son más breves. En el caso del fondo indexado los plazos suelen ser algo largos. 
  • Deben tener cierto prestigio. Es importante estudiar la reputación de los Fondos que más interesen y consultar la opinión de sus usuarios en las redes a ver si realmente están satisfechos con el servicio prestado.
  • Los índices que utiliza como referencia deben ser legítimos, globales y de fácil seguimiento. Existen cientos de índices, que abarcan diversas áreas del mercado mundial, nacional y regional. Es importante cerciorarse de que trabajen con índices que sean fáciles de revisar para comprobar que el fondo realmente tiene el rendimiento que afirma tener.
  • Los costos por comisión deben ser razonables. Por lo general, las comisiones que cobra un fondo indexado oscilan entre el 0,25 y el 0,50%, y no debería aceptarse pagar más de esto.

Después de toda esta información y orientación, seguro que tendrás la idea más clara sobre lo que es un fondo indexado. Ahora es el momento de decidir si realmente te conviene o no invertir tu dinero en uno de ellos.