Fotografía de una tienda Marypaz

El coronavirus golpea duramente a Marypaz: podría desaparecer muy pronto

La empresa española de zapaterías se enfrenta a una gran crisis

El coronavirus ha golpeado duramente a muchos negocios, sobre todo en el mundo del ‘retail’. Una de las empresas que se está viendo afectada es Marypaz. Como muchos de vosotros sabréis, se trata de una marca española de calzado y accesorios para mujer que está situada en casi todas las provincias del país, llegando a contar (antes de la pandemia) con 125 puntos de venta. 

Nació en Sevilla en el año 1972 de la mano de Angel Aguadad. A medida que iban pasando los años, Marypaz adquiría cada vez más fama. En el año 2013 alcanzó su punto álgido, llegando a tener más de 400 tiendas en el país, contando con 1.500 trabajadores y llegando a facturar 140 millones de euros. 

Ahora, parece que el imperio de Marypaz cuelga de un hilo. Y es que la empresa no está atravesando su mejor momento desde este último año. El fondo de inversiones Black Toro Capital, que está especializado en invertir dinero en compañías que se encuentran en situaciones complicadas para dar una salida al negocio, intentó buscarle un aliado a Marypaz.

Finalmente, la empresa se salvó por los pelos cuando fue comprada por Crocea Mors, que pertenece al empresario Álvaro Pellón. Pues bien, ahora, parece que la crisis del coronavirus le ha dado un duro golpe a Marypaz. Con el estado de alarma y el confinamiento, tuvo que establecer un ERTE para sus trabajadores. 

Potenciar la compra 'online' y despedir parte de la plantilla

Ahora y, en plena desescalada, se enfrentan a un futuro incierto. Tanto, que algunas de las tiendas que seguían abiertas antes del confinamiento no tienen previsto volver a levantar la persiana. Y es que la firma Marypaz ha tomado una decisión que pasará factura a sus trabajadores: cerrar para siempre alguna de las tiendas que le sale menos rentables económicamente.

El objetivo es claro: potenciar la compra ‘online’, que ha empezado a ser viable a partir de este mes de mayo. A parte del cierre de algunas tiendas y el hecho de potenciar la venta virtual, lo cierto es que la empresa también se enfrenta a una nueva normalidad de lo más complicada.

Para empezar, deberán renegociar los alquileres, además de ajustar precios con los proveedores y el personal. No obstante, la peor parte se la llevarán alguno de los trabajadores de la empresa de calzados. Y es que, el pasado viernes, Marypaz se sentó a negociar los despidos de parte de su plantilla, pese a que el Gobierno ha advertido de la prohibición de despedir al personal si no han llegado a pasar seis meses del ERTE

Según ha informado el medio ‘Vozpopuli’, todo indica que la empresa sevillana prefiere pagar la devolución de las cuotas a la Seguridad Social antes que prescindir de los despidos.

Así, el plan es cerrar, aproximadamente, 40 de sus tiendas físicas, algo que comportaría despedir a 176 personas (de las 596 que se encuentran en plantilla). Además, este ERE también afectaría a los 19 trabajadores que se encuentran en las oficinas de Marypaz, en Sevilla.