imagen de croquetas sobre una freidora

Croquetas caseras: tres recetas fáciles y saludables para hacer en casa

Goza sin remordimientos de estos ricos, saludables y caseros platos. El día 16 de enero es el Día Mundial de la Croqueta

 

El 16 de enero es el Día Mundial de la Croqueta. Tal efeméride merece ofrecer el listado de las croquetas que mejor acceptación y demanda han tenido durante 2020.

A modo de curiosidad, las croquetas nacieron en 1817 en Francia, gracias al aristócrata Louis de Bechamel y al cocinero Antoine Cámere y llegaron a España a finales del siglo XIX. 

Las croquetas preferidas de los españoles

Según Croquetas Ricas, una tienda online especializada en croquetas gourmet, estos han sido los siete sabores más demandados de croquetas durante el pasado año:

1 - Jamón Ibérico (un clásico).

2 - Setas (ya sean de champiñones u otros tipos de setas).

3 -  Verduras (muy saludables y las más ligeras: calabazín, zanahoria...).

4 - Carne (Aquí el universo és amplio: desde el chorizo al pollo, pasando por la morcilla, la ternera).

5 - Marisco (Otro clásico que puede comerse más allá de las fiestas navideñas: gambas, chipirones, carabineros...).

6 - Queso (En el caso del queso, hay que acostumbrarse al sabor y a la textura, un tanto más cremosa que en el caso de las croquetas típicas).

7 - Pescado (Otro clásico, en auge. De entre todos los pescados, el bacalao es el referente).

 

Recetas fáciles y saludables para hacer croquetas en casa 

A continuación te dejamos tres recetas de croquetas de lo más saludables. Como dice 'la Vecina Rubia' «No hay nada que no mejore con  croquetas», y es cierto. No hay nada que no se pueda solucionar con el plato más 'typical spanish' que existe y que posee un amplio abanico de sabores y tamaños.

Además, las  croquetas forman parte de las tapas y raciones más demandadas para compartir en cualquier bar e incluso, también, para pedir a domicilio.

No obstante, sabemos que lo peor de este plato, a nivel nutricional, son sus fritos y rebozados (el proceso de fritura, puedes sumar hasta unas 100 calorías), aparte de algunos rellenos. Por ello, muchas veces, nosotros hemos decidido alejar esta deliciosa tentación de nuestra dieta. Pero calma: ya no hace falta que se tomen decisiones drásticas.

Aquí te traemos tres recetas  saludables para que puedas disfrutar de este rico comestible sin renunciar a una alimentación saludable,  intercambiando las frituras por ingredientes naturales repletos de nutrientes y minerales. Así que vamos, aventúrate a preparar estas  tres recetas y come exquisitas  croquetas  sin remordimientos.

 

Croquetas de calabaza y acelgas rellenas de queso

Ingredientes

  • 1 calabaza
  • 1 taza de acelga cocida, y picada
  • 1 huevo
  • Queso fresco descremado
  • Pan rallado o avena extra fina
  • Sal, pimienta, ajo en polvo y orégano.

Preparación

Para elaborarlas, en primer lugar se debe hervir la calabaza o cocinarla en el horno hasta que se ablande, para después hacer puré. Tras enfriar el puré en la nevera, se le añade la acelga picada, el huevo y se condimenta.

A continuación, se hacen bolitas con la masa. En el centro, se coloca un cubo de queso fresco, y se pasan por el pan rallado. Por último, se ponen en el horno con un poco de aceite de oliva en la placa y se cocinan en el horno a una temperatura moderada hasta que se doren por fuera.

 

Croquetas de boniato y coliflor

Ingredientes:

  • 1 taza de coliflor hervida y escurrida.
  • 1 taza de boniato asado.
  • 1 huevo
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/4 de leche de avena
  • 1/4 de harina de arruruz
  • Harina de chufa @chufadevalencia
  • 2 cucharadas de pimentón
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de sal
  • Pimienta negra

 

Paso a paso:

Para su realización, primero se pica la cebolla en trozos muy pequeños y después se saltea en la sartén con aceite de oliva virgen extra. Seguidamente, se pica la coliflor y se cocina con la cebolla durante cinco minutos.

Se coloca la coliflor en una servilleta de tela o paño de cocina para que escurra y se mezcla todo (el boniato y las especias). A continuación, se le da forma a la masa, se pasan por el huevo y después por la harina de chufa y, por último, se ponen en la sartén con poquito aceite o directamente se cocinan en el horno hasta que estén doraditas.
 

Croquetas de pollo con berenjenas y bechamel

Ingredientes

  • 60g de pollo⠀
  • 70g de berenjenas ( al horno )
  • 2 cebollas pequeñas
  • Una pizca de sal
  • 2 huevos
  • Harina de avena
  • Pan rallado
  • Coliflor
  • 2cda de especias ( sazonador con tomate y pimiento chile especial para pollo ) ⠀ ⠀

 

Modus Operandi

Primero de todo, se cuecen en el horno las berenjenas, aproximadamente unos 30 minutos. Mientras se hacen, se corta la cebolla en trocitos muy pequeños y se sofríe con muy poco aceite. El pollo se corta también en trozos pequeños, se hace a la plancha y se deja que se enfríe.

Se prepara el pollo desmechado y se incorpora a la sartén con la cebolla. A continuación, se le añaden las especias de @justspices_ que, según la 'instagramer', le dan un sabor delicioso, y se remueve.

De la misma manera, se incorporan las berenjenas a la sartén y se remueven hasta que los ingredientes queden totalmente integrados. Por último, se añade 50ml de bechamel, se vuelve a remover y se reserva la masa en la nevera durante al menos 3 horas (añádele 1 cda pequeña de pan rallado y otra de harina, un poco de sal y una pizca de pan rallado).

Una vez haya pasado el tiempo, se hacen las croquetas y se rebozan: primero en la harina, luego en el huevo con una pizca de sal y finalmente en el pan rallado. Se añade una pizca de aceite a la sartén y se hacen a la plancha ( si tienes paciencia, te quedarán crujientes).

Si prefieres cocinar unas croquetas de jamón, aquí tienes también una deliciosa receta del chef Alberto Chicote que te ayudará a prepararlas de forma rápida y cómoda. 

Consejos para que te queden unas croquetas deliciosas

Acabamos con algunos consejos sencillos para que tus croquetas queden sabrosas y crujientes, contengan los ingredientes que contengan:

1) Nunca recalientes las croquetas en el microondas. Hay que elaborarlas y comerlas o dejarlas enfriar,  que en algunos casos también son riquísimas.

2) El aceite debe estar muy caliente. A un mínimo de 180 grados. Si no dejas que el aceite se caliente lo suficiente, las croquetas se te partirán o les saldrán grietas y se romperán en pedazos

3) Para hacer la bechamel, muy importante que cocines bien la mantequilla y la harina para darle textura y sabor. De este modo evitarás que las croquetas sepan a crudo

4) Tampoco pongas todas las croquetas de golpe en la sartén a la hora de freirlas. Más vale hacerlo despacio, por tandas, y así podrás moverlas con facilidad y tendrán su espacio para que queden fritas de forma uniforme y crujiente.