Collage de postres

La receta de Alberto Chicote que lo está petando durante la cuarentena

El postre enamorará a todos los miembros de la casa

Durante la cuarentena la mayoría ha tenido mucho tiempo para hacer lo que más le gusta y le llena. Para algunos eso consiste en cantar, dibujar, escribir, fotografiar o hasta cocinar y aprender recetas nuevas. La búsqueda de las recetas se ha disparado en las redes desde el mes de marzo y entre las estrellas de las  elaboraciones caseras  se han incluido, por supuesto, los dulces, concretamente,  las rosquillas.

Así que, si este postre era una de tus opciones de creación hogareña, para facilitarte la faena te hemo traído una receta de rosquillas de la mano de uno de los mejores cocineros españoles, Alberto Chicote. Si te apetece un  capricho de primera línea puedes seguir los pasos explicados a continuación.

Ingredientes

  • 2 huevos enteros
  • Piel de media naranja
  • 2 sobres dobles de Armisen. (Las antiguas gaseosas) o medio sobre de levadura Royal.
  • 100 gramos de azúcar
  • 50 gramos de anís seco, o el licor que le quieras poner. Mejor no muy dulce.
  • 25 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 90 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 450 gramos de harina.
  • Aceite para freír y azúcar glass para poner por encima.

Modus Operandi

En primer lugar, pon el aceite, los 90 gramos al fuego con las cáscaras de naranja  (o de lo que escojamos), caliéntalas suavemente hasta ver que estas se vuelven ligeramente doradas y apaga el fuego para dejarlo atemperar.

En segundo lugar, bate  los huevos muy enérgicamente con una varilla hasta que se blanqueen y se vuelvan más esponjosos, añade el azúcar y los sobres de armisen y sigue batiendo con maña para que quede muy espumoso.

Después añade el licor y la mantequilla,  bate bien, agrega el aceite aromatizado sin las cáscaras y vuelve a batir con energía. Por último, incluye la harina poco a poco y mezcla bien la masa con el fin de que adquiera una textura firme pero no pegajosa.

Respecto a  las rosquillas  podéis hacer solo ‘puritos’, más grandes o pequeñas...etc. Acto seguido pon generosamente aceite en una sartén y caliéntalo a unos 160-170 grados, seguidamente coge  las rosquillas y fríelas por ambos lados. Como último paso escúrrelas sobre papel absorbente, espolvorea azúcar glass por encima y listas.