App GRATIS:

No te pierdas tus noticias favoritas, bájate gratis la App de España Diario pinchando aquí, y las tendrás a un solo click. Te esperamos!

Los motivos por los que no deberías comprar carne picada en el supermercado

Según la OCU este producto se tendría que comprar en la carnicería para ganar en salud y calidad

Carne picada
La carne picada se debería comprar directamente en la carnicería | El Español

Los motivos por los que no deberías comprar carne picada en el supermercado. La carne picada es un producto que utilizamos en muchas recetas como por ejemplo, las albóndigas, algunas empanadillas o los macarrones de la abuela.

No obstante, muchos de nosotros adquirimos este producto a través de las bandejas envasadas del supermercado, algo que la Organización de Consumidores y Usuarios ha tachado como una «mala costumbre».

La carne picada envasada

La entidad ha sugerido claramente que compremos la carne picada en la carnicería y nos olvidemos de las bandejas del supermercado, siendo testigos nosotros mismos de la pieza y el proceso que nuestro carnicero realiza para darnos el producto. De esta manera, la mayoría de veces, evitaremos sorpresas desagradables al encontrarnos más aditivos que carne en nuestro artículo.

Como ha afirmado el medio 'El Español', en el estudio que ha llevado a cabo el organismo sobre la carne picada envasada se analizaron dos productos: la carne picada de vacuno y preparados de carne picada.

Ambos se distinguen en que en la carne picada como tal no se permite agregar otras sustancias, como verduras, cereales o aglutinantes. Sin embargo, en los preparados si está permitido.

 

Carne de vacuno
En el estudio se analizaron la carne picada de vacuno y preparados de carne picada. | Placeralplato

La gran mayoría de la oferta disponible en los supermercados se corresponde a las bandejas de preparados de carne picada envasada que son de peor calidad y poseen un exceso de añadidos.

Según la OCU,  al analizar las bandejas de carne picada envasada de distintas marcas se han podido vislumbrar los diferentes ingredientes de estos productos. Os los relatamos a continuación.

Exceso de grasas

Muchas de las bandejas de carne picada envasada analizadas contienen un 20% de grasa. Esto se traduce a que el producto posee un exceso de grasa y, por lo tanto, deja de ser todo lo saludable que debería.

Partes del animal que no deberían picarse

En el estudio de la carne picada envasada también se ha encontrado una mala proporción de colágeno y proteína. Desde la OCU han explicado este descubrimiento asumiendo que la presencia de colágeno desmesurada proviene del hecho de que se han picado partes del animal que no se deberían incluir en este producto como, por ejemplo, tendones o cartílagos.

Exceso de aditivos

El exceso de aditivos en la carne picada envasada es algo habitual tras el análisis realizado por esta asociación. Almidones, fibras o soja han sido algunos de los elementos hallados. Además, en esta investigación también se han encontrado sulfitos en un gran porcentaje de las carnes estudiadas.

Esto puede ser un elemento muy dañino que suele provocar reacciones muy adversas para las personas alérgicas a los mismos y, más, si supera lo permitido, como en este caso.

Asimismo incluso se ha observado un abuso de colorantes y conservantes para hacer lucir la carne más apetecible, aun cuando está a punto de caducar. Una herramienta que puede poner en riesgo nuestra salud.

Presencia de otras carnes

En la carne picada está permitido que existan trazas de otras carnes en un 1% en este tipo de preparados. No obstante, la OCU ha hallado porcentajes bastante superiores. Hasta un 3% de carnes, siempre de menos calidad y bajo coste como el pollo o el cerdo. Con este modus operandi, los productores se ahorran costes  y engordan el contenido del envase con productos mezclados y de peor calidad.

Carne de carnicería

La carne picada envasada está maquillada con colorantes, tiene más grasa, más aditivos y peor calidad. Además, probablemente, a un precio más elevado, pues otra de las cosas que se han comprobado es que, a pesar de tener una calidad inferior, los productos no tienen un precio más bajo.

Por ese mismo motivo, la opción que recomienda la OCU es comprar la carne picada en una carnicería de confianza, en la que se tenga constancia de que se cumplen todas las normas de higiene en lo que se refiere a limpieza de la picadora.

 

Carnicera haciendo carne picada
La carne picada de carnicería posee más calidad que la carne picada envasada de supermercado | Freepik

 

En la carnicería, puedes elegir de que animal la quieres y ser testigo del procedimiento que el especialista escoge para hacerlo. Comprar la carne en esta sección no es ni más costoso ni caro y, además, ganas en salud y  en calidad.

La carne picada de la carnicería se debe consumir en un plazo de 48 horas y guardarla bien envuelta en la parte más fría del frigorífico durante ese tiempo. Así, te asegurarás de que ningún germen o bacteria se instala en ella. Otra opción a la que se puede recurrir es picar la carne en casa con algún robot de cocina y justo en el momento en el que se va a consumir.


Comentarios

envía el comentario