Mercadona

Brutal: Mercadona comprará 85.000 toneladas de un producto español

La cadena de supermercados ha apostado, una vez más, por los productos de origen nacional

La cadena de distribución comprará 85.000 toneladas de cebollas. La compañía conocida por su amplia variedad de productos ya ha apostado más de una vez por el comercio de proximidad y los productos de origen local, sobre todo, la fruta y las verduras.

La nueva apuesta de Mercadona

Este ejercicio ya lo ha llevado a cabo con alimentos como las patatas, la leche, el aguacate y ahora la cebolla. Mercadona, también ha previsto comprar este año aproximadamente 85.000 toneladas de este producto de origen nacional para la campaña que tendrá lugar de mayo a marzo de este 2020.

 

 

El año pasado, la cadena de distribución optó también por contribuir en este tipo de comercio, comprando y comercializando en todas sus tiendas estos productos de ámbito local como, por ejemplo, leche, patatas o atún, entre otros. Pero, concretamente, en 2019 la compañía compró 80.000 toneladas de cebolla, un 6% menos que este año.

 

 

Durante la campaña, Mercadona colabora con 20 proveedores locales como Tara, Duart Blay, Marchite, Agorreta, Constantino, Corell, Navarro Darder, Cladera, Cebolllas Consuay o Allium Zona, cuyos campos se ubican en Andalucía, Región de Murcia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Illes Balears, Comunitat Valenciana, Navarra, Galicia y Canarias.

Un compromiso con el comercio de proximidad

El año pasado las compras de la cadena de supermercados en España alcanzaron un valor superior a los 19.970 millones de euros. Según explican fuentes cercanas de la compañía, «gracias a los acuerdos comerciales de esta con el sector primario, Mercadona colabora con 9.500 agricultores, 12.000 pescadores y 6.700 ganaderos». Además, la cadena apoya la iniciativa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ‘Frutas y Verduras de temporada’.

 

 

Asimismo, Mercadona defiende las prácticas comerciales justas y desde hace años está adherida al Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la Contratación Alimentaria.

Este acuerdo voluntario, que supone un nuevo paso en la promoción de prácticas comerciales justas, se enmarca en la Ley de Medidas para Mejorar el Funcionamiento de la Cadena Alimentaria y está impulsado por el mismo ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) en colaboración con distintas asociaciones de toda la cadena agroalimentaria nacional.