Façana exterior d'un establiment de Mercadona

Cambios en el horario de Mercadona a partir de este lunes, 1 de junio

La cadena vuelve a adaptarse a la evolución de la pandemia del coronavirus y a la desescalada

La desescalada por el confinamiento del coronavirus va avanzando en la mayoría de territorios de España y, en consecuencia, toda la población se tiene que ir adaptando a los cambios y a las relajaciones en algunas de las medidas que se han ido tomando los últimos meses.

Desde Mercadona han seguido siempre las directrices del gobierno y de las autoridades sanitarias, y aunque han mantenido sus establecimientos abiertos durante toda la crisis, han ido tomando medidas en línea con las recomendaciones y órdenes que llegaban desde el Ministerio de Sanidad a través de los diferentes Boletines Oficiales del estado (BOE), donde se han ido recogiendo las novedades que se han ido produciendo durante el estado de alarma.

El próximo día 1 de junio muchas zonas podrían sumarse a las que actualmente ya se encuentran en la Fase 2 de la desescalada, donde la mayoría de locales y centros comerciales, así como bares, restaurantes y locales de restauración, ya han abierto sus puertas y en sus horarios habituales, pero adaptados a las circunstancias.

De este modo, desde Mercadona han decidido que sus establecimientos también volverán a sus horarios habituales antes de la pandemia, y desde el lunes, 1 de junio, todas sus tiendas volverán a abrir de 09:00 horas a 21:00 horas cada día, excepto los domingos. Sin embargo, alertan en un comunicado que estos horarios podrían volver a sufrir modificaciones en función de la evolución de la pandemia.

Mercadona mantendrá todas las medidas de seguridad

A pesar del cambio de horarios, Mercadona mantendrá todas las medidas de seguridad e higiene que se han tomado hasta ahora para ayudar a frenar la expansión del coronavirus y controlar la pandemia en España, como por ejemplo la limitación de aforo o la señalización de la distancia mínima necesaria entre los clientes.

Respecto a las medidas internas de los trabajadores, la compañía ha instalado barreras de metacrilato entre las cajas registradoras y facilita gafas de protección ocular y herramientas de higiene y prevención a todos sus trabajadores, tanto en las tiendas como en los centros logísticos y los almacenes.

Además, se ha reforzado la desinfección de sus establecimientos, contratando servicios externos de limpieza, y todos los supermercados cuentan con gel hidroalcohólico y papel tanto para los clientes como para los trabajadores.

Por otra parte, el uso de guantes es obligatorio en sus establecimientos, tanto para los clientes como para los trabajadores, que también están disponibles en las tiendas. Además, el uso de mascarilla es obligatorio en todos los espacios cerrados donde no se pueda mantener una distancia de seguridad, y la compañía ha puesto a la venta mascarillas propias en paquetes de 10 mascarillas por 6 euros.