Carrefour

La Fase 1 trae un gran cambio en los supermercados: Lo que empiezan a vender

La nueva normativa publicada en el BOE permite la venta de otro tipo de productos

En el momento en que Pedro Sánchez anunció el estado de alarma el pasado 14 de marzo, todas las grandes superficies  procedieron a precintar las zonas de sus instalaciones no dedicadas a la alimentación  como ropa, ocio o bricolaje. Ahora, la nueva normativa publicada en el BOE permite que los espacios como Carrefour o Alcampo puedan reabrir esas áreas en aquellas zonas que se encuentren en la Fase 1 de la desescalada.

En la Fase 1 los supermercados continúan abiertos y se les permite desprecintar aquellas zonas no destinadas a la alimentación pudiendo ampliar la superficie de venta hasta los 400 metros cuadrados. Hasta ahora, superficies como Carrefour o Alcampo estaban obligados a cerrar al público parte de sus locales para permitir solo la compra de productos de alimentación o esenciales.

Según lo publicado en el BOE, los establecimientos que se encuentren en ciudades que han pasado a la Fase 1 podrán volver a vender ropa, electrónica o productos de bazar. Tras conocerse la nueva normativa, Carrefour se puso manos a la obra y envió un correo electrónico a los representantes de los trabajadores donde les informaba que a partir de ahora los centros ubicados en zonas donde han pasado a la Fase 1, podrán reabrir los espacios de venta hasta un máximo de 400 metros cuadrados así como «proceder a la venta de todo tipo de productos en dicha área, esto es, tanto alimentos y productos de primera necesidad (únicos permitidos hasta la fecha) como cualesquiera de aquellos cuya venta dejó de estar permitida como consecuencia de la declaración del estado de alarma».

De igual manera ha procedido Alcampo con los productos que hasta ahora no podía vender y que  a partir de ahora volverán a quedar a disposición de los clientes.

Esta nueva normativa también ha sido aplicada por Lidl que vuelve a poner a la venta prendas de la colección de Esmara, su marca propia, en un formato especial. La nueva colección cuenta con más de 25 prendas por menos de 17 euros distribuidas en cajas individuales para evitar que los clientes las manipulen.