Profesional sanitario protegido en el Hospital Clínic

Uso de mascarillas obligatorio: cómo evitar que te irriten la piel

La sudoración y la humedad son factores que pueden causar rojeces o rozaduras en el cutis

En estos momentos algunas provincias se encuentran en la fase uno  donde cada ciudadano responsable debería llevar la mascarilla  para reducir la probabilidad de un  rebrote por coronavirus.

El uso obligatorio de la mascarilla

Para todos tener que llevar mascarilla  es molesto y si tu piel es sensible o la que posees no se ajusta perfectamente probablemente ya hayas empezado a sufrir rozaduras. Aquí te contamos que puedes hacer para evitarlas o suavizarlas.

Con la nueva normalidadpost coronavirus si algo tenemos ya claro es que la mascarilla es obligatoria en la vía pública y en el caso de que no se puedan mantener dos metros de distancia.

Así que, las personas que tengan que cumplir con su jornada laboral  deberán llevarla muchas horas puesta y si tienen la piel sensible pueden sufrir rozaduras y rojeces,  ya sea porque el material con el que se ha creado sea duro y sus acabados no sean suaves o no se ajuste bien y se mueva. Pero calma, tenemos algunas soluciones y alternativas

Soluciones para evitar rozaduras, rojeces y acné

Si llevas mascarilla y maquillaje y, además tienes un cutis graso junto con la sudoración puede provocar que te salgan granitos, acné o rozaduras. 

Aparte, si le añadimos que la humedad  de la respiración también es un elemento perfecto para que aumente la irritación,   una jugada inteligente seria evitar por un tiempo maquillarse o limitarse a utilizar BB creams  con color que se absorben muy rápidamente.

Según mujerhoy, si llevas  la mascarilla has de tener en cuenta que lavarse la cara frecuentemente para refrescar la zona es esencial y si lo puedes realizar con un cosmético con ácido salicílico mejor.

En el caso de que no tengas tiempo para paradas largas y estes muchas horas fuera de tu casa con la mascarilla puesta puedes recurrir a un  tónico antibacteriano para aliviar esa zona de la cara. Aun si con todo esto te siguen saliendo rojeces, rozaduras y acné, puedes probar a utilizar  bálsamos calmantes, aceites faciales o lubricar con ungüentos o vaselina o como última opción decantarte por los apósitos hidrocoloides.