Aperitivo de encurtidos

8 aperitivos saludables para cuando estás de dieta

Perfectos para aquellos que no quieren renunciar a picar algo pero sin engordar

Si estás siguiendo una dieta y quieres adelgazar o mantenerte, probablemente en verano te sea especialmente complicado. Se sale mucho más y se pica entre horas. Además, sobre todo aquí tenemos la costumbre de hacer aperitivos y nos encantan. ¿El problema? Que en muchos casos las opciones disponibles no son muy saludables y acabamos o bien saltándonos la dieta o bien no comiendo nada.

Para que eso no pase te proponemos ocho aperitivos aptos también para aquellos que cuidan su línea que, además, están buenísimos y son facilísimos de encontrar en cualquier supermercado.

Aperitivos aptos para dietas

Encurtidos

Un básico esencial de cualquier aperitivo, que en este caso es totalmente apto para las dietas. Los más comunes son los pepinillos y cebolletas que no aportan grasas saturadas ni azúcares y tienen fibra, calcio y vitamina C. También puedes optar por banderillas que combinen estos con pimiento, boquerones o anchoas, entre otros.

Conservas

Las conservas son un aliado genial para aquellos que quieren perder peso sin dejar de disfrutar. Lo mejor es que las puedes tener en la despensa y duran muchísimo, por lo que te recomendamos siempre contar con variedad y cantidad para poderlas tomar en cualquier momento. Eso sí, deben ser al natural y evitar salsas y aceites, ya que eso en ningún momento podría considerarse de dieta.

Frutos secos

Los frutos secos son el pica pica perfecto. Tienen muchísimas propiedades beneficiosas para nuestro organismo, aportan mucha energía y sacian. Se deben escoger al natural, sin sales ni aceites, nunca fritos. Y si los quieres tostados, mejor tuéstalos tú mismo en casa. 

Frutas secas

Las frutas secas están cada vez más de moda, y es por ello que los supermercados han incluído en sus estanterías diferentes variedades geniales para picotear donde sea. Por ejemplo en Mercadona hay opciones muy buenas, como la manzana o la piña deshidratadas. Fíjate siempre en que solo incluyan la fruta, y no otros azúcares, grasas y de más productos que hagan que no sean 100% naturales.

Sticks de verduras

Una opción fresquita y deliciosa para verano. Los sticks de verduras se pueden convertir en un 'must' si escoges aquellas que más te gusten. Te recomendamos, por ejemplo, el pimiento rojo, el pepino o la zanahoria. Para que se mantengan hidratados, sobre todo en el caso de la zanahoria, que se reseca enseguida, puedes dejarlos en la nevera en un tupper con un poquito de agua y te durarán mucho más tiempo.

Marisco

El marisco es proteína pura y tiene muchos beneficios para la salud. Eso sí, no es apto para todos. En especial aquellos que tienen el ácido úrico alto deben evitarlos. Para los demás, las almejas, los mejillones, los percebes o las gambas son opciones ideales.

Edamame

El edamame se ha puesto de moda hace relativamente poco gracias a la gastronomía asiática. Son vainas de soja que se hierven y se sirven con sal o especias. En Mercadona, por ejemplo, venden una bolsa congelada que solamente tendrás que hervir y consumir. Contienen muchas vitaminas y muy poca grasa e hidratos, y de estos últimos la mitad es fibra.

Palomitas

Seguramente no imaginabas encontrar las palomitas en esta selección, y es que estamos acostumbrados a la versión con mucha mantequilla y sal, pero si las haces en casa la cosa cambia. Debes comprar el maíz natural, sin aceites ni añadidos, y hacerlas en el microondas, sartén u palomitero sin prácticamente aceite (solamente el que necesites para que no se peguen, y siempre de oliva virgen extra). Para que tengan más sabor puedes añadirles alguna especia, como por ejemplo pimentón, o un pelín de sal, siempre sin excederse.