Primer plano de Anita Matamoros en un photocall de El Corte Inglés

Anita Matamoros responde a los que la acusan de 'no dar un palo al agua'

La influencer ha salido en su propia defensa tras recibir varias críticas

Anita Matamoros está aprovechando al máximo del verano. Desde que empezó la época estival ha viajado junto a su novio a Ibiza, Marbella, Galicia, el País Vasco y ahora a emprendido rumbo a Tarifa, Cádiz, y es precisamente esto lo que ha hecho que muchos de sus seguidores le acusen de «no dar un palo al agua». 

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Y parece ser que estas palabras no le han sentado muy bien a la hija de Kiko Matamoroso y Makako y ha querido responder a través de sus redes sociales a aquellas personas que la han tachado de no hacer nada. 

«Me voy a Tarifa, antes de que haya un aluvión de comentarios súper originales, como siempre, de 'no das un palo agua', 'de qué trabajas, 'no hace nada', etcétera, para los que no lo sepan, gracias a Dios mi trabajo me permite llevarlo a cabo desde cualquier parte del mundo».

Así, Anita ha dejado claro tras el revuelo que se ha causado que pese a que lleva todo el verano viajando de un lado al otro, no ha parado de trabajar en ningún momento. 

«Desde donde sea siempre tengo mi tiempo para dedicárselo a mi trabajo y además creo que lo hago muy bien», ha manifestado. Y es que la joven es toda una influencer en redes sociales y cuenta con más de 50.000 seguidores en su cuenta de Instagram.

Además, también ha querido recordar a todas aquellas personas que le han criticado que además de trabajar también estudia: «Aparte de eso estoy estudiando una carrera y en octubre sigo con ella».

Tras el estado de alarma, la hija de Kiko Matamoros y Makoke tuvo que hacer un parón en sus estudios, pero retomará su licenciatura en Diseño de Moda en Milán, Italia, el próximo otoño. 

Ataque doble

«También me atacáis mucho con el tema Covid. Si hago una storie sin mascarilla es que en ese momento puedo, si no no lo haría. Estoy igual de sensibilizada con vosotros con este tema», ha explicado. 

La influencer está muy molesta con todas las críticas que ha recibido por parte de sus seguidores durante todo el verano, que han ido desde decirle que «no da ni un palo al agua» hasta denunciarla por no llevar a cabo las medidas obligatorias impuestas por el Gobierno para evitar la expansión del coronavirus.

«No os preocupéis por mi salud porque la llevo muy al día, me hago las pruebas y los de mi alrededor también», ha manifestado en Instagram.