Imagen de archivo de una mujer feliz en una casa ordenada

5 trucos para mantener la casa limpia y ordenada

Si necesitas poner orden en tu mente y en tu hogar, éstas son las claves que necesitas

Hoy os traemos 5 trucos para tener la casa ordenada. Sabemos que no es fácil mantener la casa limpia y organizada, es algo que nos cuesta a todos y a todas. Pero admitamos que sentimos mucha paz cuando vemos que todos los rincones de nuestro hogar están ordenados.

Y es que ya lo dijo Marie Kondo, «una habitación caótica es el reflejo de una mente caótica. Nada de guardar las cosas ‘por si acaso’. La vida es mucho más sencilla».

Aunque sabemos que esto no es algo fácil, ya sea por la falta de tiempo o, por ejemplo, porque tienes a algún pequeño en tu casa, sabemos que no es imposible.

Marie Kondo, la gurú del orden por excelencia, tiene  trucos para ordenar la casa  que no te van a defraudar. La consultora de organización ha ido adquiriendo fama desde que lanzó su libro 'La magia del orden' hasta llegar a nuestras pantallas con su reality '¡A ordenar con Marie Kondo!' de Netflix

Desde España Diario queremos que te sientas genial en tu hogar, por lo que creemos que estos  trucos te van a ayudar (y mucho) a mantener tu casa (y tu mente) limpia y ordenada. ¿A qué esperas para ponerlos en práctica?

1. Deshazte de aquello que no te haga feliz

El desorden de nuestro hogar está muy relacionado con el exceso de objetos innecesarios que tenemos. Y es que, cada vez que nos ponemos a ordenar, no nos preguntamos ‘¿de verdad me hace falta esto?’; simplemente lo ponemos en un lugar, sabiendo que no le vamos a sacar ningún partido.

Según  Marie Kondo, un  método de limpieza infalible (también se puede ala ropa de nuestro armario) es coger el objeto en cuestión y preguntarte ‘¿Este objeto me hace feliz?’. 

Si la respuesta es sí, debes quedartelo. Sino, ya sabes lo que tienes que hacer: no lo necesitas, así que dónalo o dáselo a alguien que lo necesite. Un buen truco sería deshacerte cada día de un objeto que no necesitas.

2. Escoge lugares fijos para tus objetos

Yo soy la primera que deja sus pertenencias cada día en un lugar. Eso, además de que no ayuda a mantener la casa ordenada, hace que las pierda con facilidad. El ejemplo perfecto serían las gafas o las llaves. Llegas a casa y, como cada día, dejas las llaves en algún rincón que ni siquiera recuerdas al día siguiente.

Y, si eso pasa cuando tienes prisa por salir de casa, se convierte en toda una odisea que acaba poniéndote de mal humor, algo que es muy innecesario. Pues bien, esto se puede solucionar si empiezas a fijar lugares para cada objeto.

Así, cada vez que los busques, sabrás a dónde acudir. Marie Kondo, por su parte, aconseja organizar los objetos por categorías

3. Dobla tu ropa en vertical

Si no sabes como ordenar un armario, algo esencial para sentirnos cómodos y cómodas en nuestro hogar, este consejo te va a venir de perlas. 

Según el método Marie Kondo, todo aquello que se puede guardar de pie, también se puede doblar en vertical. Doblando en vertical tu ropa podrás conseguir mucho más espacio del que tienes y, además, es un gozo abrir tu armario y tus cajones y encontrar en un segundo la prenda que buscas.

Por otra parte, la gurú del orden también aconseja ordenar la ropa por colores. Así, cada vez que necesites algo, sabrás donde está situado. Suena genial, ¿verdad?

4. Antes de dormir, ordena

Sí, lo sé: da mucha pereza pensar en ordenar antes de dormir. Pero solo basta con dedicarle 5, 10 o 15 minutos (lo que tu quieras) en poner en su sitio aquellos objetos que sueles utilizar con más frecuencia.

Por ejemplo, el ordenador portátil o la tablet, la agenda o el planificador. Cuando te levantes a la mañana siguiente, vas a agradecer haber puesto todo en orden, y te vas a levantar de mejor humor. Esto ayudará a mantener la casa ordenada  siempre. 

5. Cajas u organizadores 

Aunque parezca una tontería, tener organizadores donde guardar aquellos objetos que no vas a usar durante una larga temporada es algo muy importante. Por ejemplo, puedes guardar toda la ropa de verano en cajas y guardarlas hasta el año siguiente (algo que os explicamos en 'Cómo ordenar tu armario definitivamente').

Y, así, evitarás que ocupen espacio en tu armario. Esto pasa con todos los objetos que te imagines: si tienes, por ejemplo, facturas, puedes guardarlas todas en una caja y etiquetarlas. Así, también se te hará más fácil encontrarlas cuando las necesites.

Te recomendamos que pongas en práctica todos estos consejos tan útiles y recuerdes que el orden mantiene nuestra mente en paz y en equilibrio. Lo más difícil es empezar a hacerlo pero los resultados merecerán la pena.