4 trucos para ordenar tu cocina aprovechando el espacio al 100%

Si tienes problemas con el desorden de tu cocina, estos 'tips' te van a encantar

Fotografía de una persona cortando alimentos en una cocina
Estos son los trucos que necesitas para mantener tu cocina ordenada | Istock

Sabemos que no es fácil mantener nuestro hogar ordenado y organizado y, por eso, en algunas ocasiones nos decidimos y os damos una serie de ‘tips’ que os pueden resultar realmente útiles a la hora de mantener un orden. Como ya os hemos explicado cómo podéis ordenar vuestro hogar y vuestro armario, ahora es el turno de la cocina: esa gran olvidada en la que es imprescindible mantener un orden, porque sino tus momentos de ‘chef’ pueden convertirse en una auténtica pesadilla.

Y es que no hay nada más molesto como no encontrar un ingrediente o un utensilio en el momento que lo necesitas, ¿no crees? Pues bien, por este motivo, hemos decidido daros una serie de consejos que os pueden resultar realmente útiles a la hora de organizar vuestra cocina. ¡Toma nota y ponte manos a la obra!

1. Los alimentos: por tipo y fecha de caducidad

Sabemos que es un rollo, pero a veces es necesario mantener un orden para que nuestra cocina no se convierta en un auténtico caos. Una de las claves para conseguir disfrutar al 100% de este espacio es colocar los alimentos según su tipología y su fecha de caducidad.

Así, además de encontrar rápidamente todo lo que buscas, podrás consumir los alimentos antes de que caduquen. Y es que a todos se nos ha perdido un alimento en el fondo del armario y, cuando nos hemos acordado de él, nos hemos encontrado con que ya no se podía consumir… y esto es una auténtica pena, ¿no?

Hemos entrado en la página web de Ikea para seguir alguno de sus consejos, y la compañía sueca nos recomienda usar recipientes iguales o estantes abatibles para tenerlo todo bien organizado. Además, un muy buen truco es mantener tus alimentos guardados en tarros de cristal con una etiqueta donde se pueda leer su fecha de caducidad. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Razones para almacenar la comida en frascos, sea o no comprada a granel: Podemos ver todo lo que tenemos y cuánto tenemos, así no compramos de más La comida queda protegida de agente externos como la humedad y los insectos Todo se ve más ordenado. Las etiquetas causan mucho ruido visual. Si necesitas algo en particular como los ingredientes o el modo de preparación, recortala y guárdala en el frasco o pégalas en el fondo. Yo suelo escribir la fecha de vencimiento y/o tiempo de cocción por dentro, en la tapa. Pasa piola. #cleanhouse #minimalhouse #minimalhome #casaminimalista #minimalismo #casaorganizada #casalimpia #canisters #frascos #reutiliza #despensa #pantry #zerowaste #alacena #pantry #organizacion #cocinaorganizada #cocinaordenada

Una publicación compartida de Glen Diseñadora (@glenrod_) el

2. Guardar cosas en la pared es posible

Si tienes una cocina más bien pequeña, utilizar un almacenaje de pared podría ser una muy buena opción. Con este tipo de artículos podrás ahorrar tiempo y, además, tendrás todos los cachivaches a mano para cuando los necesites.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de HEXIBO (@hexibogt) el

3. Organizadores de cajones

Si el orden en los cajones es tu punto débil, que sepas que el caos se puede acabar si te haces con algún organizador de cocina, si es que no lo tienes ya. Si tienes pocas separaciones, puedes crear más para tenerlo todo bien separado y ordenado y, así, no tener ningún tipo de desorden. Además, puedes hacerte con compartimentos extraíbles, para poder llevar los cubiertos directamente de la cocina a la mesa. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de +(@mas.ordencr) el

4. Todo espacio se puede aprovechar

Además de poner almacenaje en tu pared para aprovechar tu espacio, también puedes sacarle partido a la parte interior de las puertas de tus armarios. Puedes hacerte con cestas metálicas, que son fáciles de conseguir en cualquier lugar, y así mantener el orden en el exterior de tu cocina.


Comentarios

envía el comentario