VIRGO
Signo de Virgo con fondo lila y blanco estrellado

Horóscopo Virgo, miércoles 9 de diciembre de 2020: Llamar a tu ex no es tan buena idea como piensas

Un amigo te ayudará a salir adelante, ofreciéndote un impulso cuando más lo necesites

Amor

Este miércoles lo cierto es que no hay nada realmente importante para informar en el plano romántico. En tu matrimonio se disfruta de una quietud impecable, una paz que no es del todo interesante ya que adolece de la más ardiente pasión.

Esta situación tampoco te incomoda mucho, pero no dejes que la falta de apetito sexual se prolongue.

Por otro lado, los nativos de Virgo en soltería se muestran demasiado sentimentales, y echarán de menos a alguien que les de mimos y caricias;  algunos podrían cometer el error de levantar el teléfono para llamar a su expareja.  Una idea no es tan buena como parece en tu cabeza.

NO TE LO PIERDAS 🔴 : ¿No nos sigues aún en nuestro grupo de Facebook de Virgo? HAZ CLICK AQUÍ y no te pierdas tu predicción favorita

Trabajo

La diplomacia será esencial a la hora de hacer transacciones y ventas; tus buenos modales combinados con el sentido del humor serán clave para cerrar buenos tratos.  No hagas las cosas a prisa, los guisos más sabrosos son los que se cocinan a fuego lento.

Las preocupaciones familiares no deben influirte a la hora de manejar tus cuentas personales; deja los problemas en la puerta antes de ponerte a hacer números, o de lo contrario  las cifras no te terminarán de cuadrar y tendrás que hacerlo todo de nuevo.

Procura tener una actitud positiva (un buen amigo te ayudará a ello, ofreciéndote un impulso cuando más lo necesites) y podrás encontrar oportunidades inesperadas que te permitan esos cambios con los que tanto sueñas.

Salud

Te sientes listo para asumir retos con entereza, sobre todo si requieren un gran esfuerzo físico. Te encuentras con mucha fortaleza física, pero  tendrás que administrarla para no llegar a la noche completamente agotado.

Quienes están saliendo de la vida sedentaria que comiencen a enfrentarse a retos sencillos, como dar buenas caminatas a paso ligero  (por supuesto con con calzado cómodo y ancho, que solo faltaría que luego te doliesen los pies).