VIRGO
Horóscopo Virgo Miércoles con fondo de nubes

Horóscopo Mágico Virgo, miércoles 17 de febrero: Recordarás que los excesos no son buenos

Te da la sensación de que tu última cita y tú pertenecéis a universos diferentes

Amor

Querías que este miércoles se llenase el aire de amor, pero has hecho muy pocos esfuerzos para conseguirlo; tu actitud conformista te hacían cruzarte de brazos, sintiendo que el universo giraba a tu alrededor.

En los matrimonios de Virgo las discusiones y los desacuerdos sobre ciertos asuntos importantes (como la gestión del patrimonio o el justo reparto de tareas domésticas)  pueden interrumpir tu vida sentimental.

Los solteros vivirán desavenencias con ese hombre o mujer con el que  iban a tener una nueva cita; te da la sensación de que pertenecéis a universos diferentes, y que es mejor ir cada uno por su lado.

¿Aún no nos sigues en el Telegram de Aries Horóscopo Mágico? ¿A qué esperas? ¡PINCHA AQUÍ y disfruta de tu horóscopo gratis cada día!

Trabajo

En el trabajo te posicionarás en temas relacionados con la política, los derechos sociales o la religión. Asuntos en los que la imparcialidad suele tener premio, pero no podrás quedarte callado ante ciertos comentarios de los compañeros.

Piensa hasta qué punto te puede merecer la pena mojarte, sobre todo, si tu oficio va por otros derroteros diferentes a los de la opinión y la información.

Del mismo modo, el Horóscopo  te invita a revisar tus cuentas, a ver si has recibido todos los pagos que estabas esperando. Podrías tener problemas con el cobro de una subvención o alguna ayuda estatal.

Salud

Como bien te ha enseñado tu propia vida con el paso de los años, los excesos no son buenos, y este miércoles lamentarás haber sido demasiado glotón, o haber bebido más alcohol del que debías. Las resacas pueden ser muy duras.

La experiencia también te ha enseñado que dormir demasiado es nocivo para tu salud; que las siestas no se te vayan de las manos, y destierra de tu mente eso de que tienes sueño acumulado si trabajas en un turno de noche.  Esa excusa se la inventaron los más perezosos del lugar.