Madre sonriendo con su hija

Qué tipo de madre eres si eres Leo

Esos son los rasgos que te convierten en una mami única

Te habrás preguntado más de una vez qué tipo de madre eres si eres Leo. Podríamos decir que eres la madre Reina, ardiente mezcla de exigencia y ternura, capaz de alumbrar a tus hijos en las cosas importantes de la vida y de rugir cuando se trata de la disciplina y la conducta. Tus fuertes: la protección y el calor. Veamos qué tres cualidades tienes y qué tipo de madre eres si eres Leo.

Qué tipo de madre eres si eres Leo

Las mujeres Leo asumen la maternidad como un hecho natural: lo llevan dentro. Por eso para ellas la maternidad es algo instintivo y lo viven como tal. Si eres Leo y te preguntas qué tipo de madre eres,  sabrás que la prioridad para ti es la protección, y que cuando algún peligro amenace a tu camada serás capaz de todo para defenderlos.

El optimismo es la otra gran característica de la mamá Leo: Siempre afrontarás cualquier dificultad con una sonrisa y mucha, mucha fuerza.  Y transmitirás esta fortaleza, esta calidez y este optimismo a tus hijos. Como contrpartida les exigirás disciplina y trabajo, pues a diferencia de otras mamás tu afecto no escatima la autoridad.

Si quieres saber qué tipo de madre eres si eres Leo, descubre tus grandes cualidades:

1. El brillo de la vida

El signo de Leo está regido por el sol y su misión en la vida es iluminar a los demás. Por eso en la experiencia más importante de tu vida, la maternidad, toda tu energía irá enfocada a iluminar la vida de tus hijos: serás ejemplo y referente que les guía hacia la brillantez de las cosas esenciales.

Tu prioridad en la vida es ser la luz que les ilumine el tortuoso y a veces oscuro camino de la vida, y estar a atenta a cualquier peligro que aceche en los márgenes de este camino.

Tu papel de guía es fundamental, pues tienes que servir de ejemplo de conducta y exigencia para todas las cosas. No es nada raro ver a las mamás Leo aleccionando constantemente a sus hijos  y enseñándoles lo prioritario y esencial de la vida, y al mismo tiempo comportándose ante ellos con la misma exigencia.

Pero además tienes una áurea de  magnificencia y majestuosidad que muchas veces te eleva como una figura preeminante que eclipsa a tus hijos.

El brillo lo es también físico: Tus hijos tienen una mamá muy cool, con una apariencia creativa y original y una belleza incontestable. Sabrás transmitir tambien esa belleza y elegancia en el vestir a tus hijos, los cuales irán siempre con un pelo a la última (recuerda que los Leo suelen tener una melena dorada y brillante!).

2. Compañera de juegos

Hay algunas mamás cuya dureza y autoridad impide desarrollar la parte afectiva con sus hijos. No es el caso de la mamá Leo. Gracias a tu capacidad creativa tienes una compatibilidad muy elevada con tus peques, pues eres la típica mamá que comparte juegos y diversión en cualquier momento. Aunque a veces puedes ser gruñona, es fácil sorprenderte jugando con tus hijos (y cuánto más creativos los juegos, mejor).

Como cualquier leona, te encanta pasar el tiempo haciendo arrumacos, mimos y carantoñas a tus peques. Se cansarán ellos mucho antes que tú, pues tu energía incombustible y tu optimismo radical hacen que siempre tengas ganas de jugar y ofrecerles un buen rato de diversión.

Uno de los factores positivo de una mamá Leo es que se pueden organizar actividades creativas (¡Son muy buenas con las manualidades!) y eso, a parte de proporcionar alegría y diversión, les transmite un rápido desarollo de sus habilidades. ¿Que qué tipo de mamá eres si eres Leo? Pues esa que sabe despertar a sus hijos su lado creativo.

3. La protección

Lo llevas en los generes, mamá Leo: la protección es tu cualidad más animal, más instintiva. No cabe duda de que tienes más de un defecto como madre: a menudo te pasas de gruñona y el exceso de energía te lleva a ser demasiado feroz. Además no te gusta que te eclipsen y, si tus hijos no te halagan constantemente y no te prestan atención, te enfadarás y mucho.

Pero al final, tarde o temprano, saldrá a la luz una cualidad que llevas dentro y que compensa todas esas carencias: Tu instinto de protección.

Si alguien se acerca al nido donde están tus crías e intenta hacerles daño, sacarás tu zarpa para acabr con cualquier peligro. Y tus zarpazos, por tu fortaleza física y mental, son tremendos. Tus hijos están en las mejores manos, sin duda.

Tambiñen tienes muy claro donde está tu sitio y donde está el suyo, y por eso entiendes que a pesar de todo  tienen que aprender a defenderse por sí solos. Y les darás todas la herramientas para que aprendan a hacerlo.

Así que ya sabes, si te preguntas qué tipo de mamá eres si eres Leo, descubrirás un perfil de fortaleza y exigencia combinadas con calidez y brillo que te convertirán en todo un referente para ellos.